domingo, 20 de noviembre de 2016

15:27:00
MÉRIDA, Yucatán, 20 de noviembre de 2016.- Al cumplirse el primer mes del Programa de Mantenimiento Permanente del Centro Histórico, que puso en marcha por el alcalde de Mérida, Mauricio Vila Dosal, se registra importante avance en la mejora de la imagen urbana de esta zona de la ciudad.

Este trabajo, realizado por cuadrillas de Servicios Públicos Municipales, abarcó las calles 60 y 62, ambos de la 61 a la 63; y la 61 y 63, ambos de la 60 a la 62. Hasta el momento, se han retirado 29,680 piezas de chicle.

También se pintaron 17.1 kilómetros de banquetas de las calles 54, 58, 60 y 62 de la 47 a la 69; la 62 de la 59 a la 61; las calles 61,63 y 65 de la 58 a la 64 y de la 59 de la 60 a la 62.

Empleados de Servicios Públicos Municipales pintan el borde de la acera frente a Palacio Municipal.

También se lavaron 3,486 metros cuadrados de banquetas que rodean a la Plaza Grande, así como las calles 62 de la 61 a la 59 y de la 59 de la 60 a la52. Se lavaron 1,080 metros cuadrados de la calle 62 de la 61 a la 59.

Se pintaron dos parques. La Plaza Principal fue pintada dos veces y el parque de San Juan una vez.

Se borraron 200 grafitis en las calles 58, 60 y 62 de la 47 a la 69; en la 56 de la 47 a la 51, en la 58 de la 47 a la 53; y de la 61, 63 y 65 de la 68 a la 54.

También se retiraron 2,259 calcomanías que se encontraban en las calles 58, 60 y 62 en el tramo de la 47 a la 69, y de la 65 y 57 de la 58 a la 62.

Como informamos, el 19 de octubre pasado el alcalde puso en marcha con una inversión de $2.4 millones, el Programa de Mantenimiento Permanente que consiste en el lavado de calles con agua a presión, en la pintura de guarniciones y en el retiro de chicles en las calles del Centro Histórico.

Días después, iniciaron los trabajos de pavimentación, en los que el Ayuntamiento destina $11.6 millones.