domingo, 4 de septiembre de 2016

18:53:00
Pedro Echeverría V.

1. Leía a Plejanov en “El papel del individuo en la historia” escrito en 1898 (hace 118 años) y me quedé con una idea: Los seres humanos son producto de la historia y sus circunstancias, si bien Darwin dijo que siempre triunfan los más fuertes, Plejanov daba la idea de que triunfa quien mejor sabe aprovechar o acodarse a las circunstancias; que no bastaba con ser capaz e inteligente, que hay que saber encontrar los caminos que te empujen para triunfar. Pienso que todos aprovechan sus circunstancias, pero unos para triunfar aceptan todo acomodándose y otros, aunque sea muy capaces poseen un carácter modesto.

2. Escribió Plejanov: “Sólo el grado de desarrollo de las fuerzas productivas determina la historia, no la acción de los grandes hombres. Sin embargo los individuos –aunque poco- pueden influir en los destinos de la sociedad. A veces, su influencia llega a ser muy considerable, pero tanto la posibilidad misma de esta influencia como sus proporciones son determinadas por la organización de la sociedad, por la correlación de las fuerzas que en ella actúan. El carácter del individuo constituye un ‘factor' del desarrollo social sólo allí, sólo entonces y exclusivamente en el grado en que lo permiten las relaciones sociales".

3. Yo he visto varias veces las películas de Infante, Pardavé, Tintán y Cantinflas y me han parecido muy divertidas; he escuchado canciones de Rafael, Manzanero y Juan Gabriel, también muy alegres, pero también se de muchos artistas y cantantes que aparecieron una vez, que eran inteligentes y luego desaparecieron. Pienso, tengo la convicción, de que son como los políticos: unos pocos triunfan porque entendieron por donde era el camino y otros –la gran mayoría- se queda en la ruta porque no supo adaptarse a las circunstancias. ¿Tiene que ver entender las relaciones comerciales dominantes en el capitalismo?

4. En última instancia los artistas, los cantantes y los políticos son producto de sus circunstancias: triunfan siempre los que mejor se adaptan a su tiempo y por ello los entiende masivamente el público al representar la ideología y la cultura dominante; los que indudablemente nunca triunfarán –aunque hagan bien las cosas- son los “inadaptados” que se resisten a aceptar al sistema tal como lo entienden. No todos los artistas, cantantes o políticos rechazan el sistema; incluso llegan a aceptarlo tal cual es con sus corrupciones y desigualdades, pero en la competencia capitalista triunfan siempre los mejor adaptados.

5. ¿Acaso piensa alguien que Salinas, Zedillo, Fox, Calderón, Peña, obtuvieron la Presidencia porque eran los mexicanos más inteligentes, con mayor preparación, más honrados, con mayor popularidad y trabajadores? La realidad es que obtuvieron ese máximo cargo porque fueron los más vivos, los sagaces, audaces, arrastrados, en convencer a los empresarios, al imperio gringo, a los políticos fuertes y al alto clero de que ellos eran los indicados para representar sus intereses como clase dominante. Al final cumplieron con su cometido de servir a quienes los colocaron en el cargo. El pueblo votó sólo la legalizar y legitimar lo hecho.

6. ¿Alguien podría demostrar que los actores y cantantes triunfadores no tenían nada de bueno? Pienso que eran buenos y algunos muy destacados; pero lo que más les valió es saber adaptarse a todas las circunstancias tanto del gran público como en las instancias de poder. ¿Por qué nunca he escuchado una posición crítica de los actores (sólo a algunos) y cantantes contra el sistema que explota y oprime a la gran mayoría de la población? ¿Por qué siempre esas estrellas están continuamente deslindándose de la política como se no les importara la miseria y el hambre del pueblo? Cada uno tuvo su público, sus seguidores, aunque también –como es obvio- sus críticos.

7. La realidad es que un actor, un cantante, un político, un deportista, que no adopta una posición ideológica, política, social con el argumento de que “no hay que revolver las cosas”, a mí, me vale un carajo. ¿Cómo puede vivirse en un contexto socio/económico de total desigualdad e injusticia, conocer bien la situación porque se es un artista, un cantante, un deportista y huir de esa realidad como si nada pasara, solo por el hecho de estar acumulando mucho dinero y riquezas? Esto de no decir nada hay que dejárselo a los empresarios y al gobiernos que son los directamente culpables de la explotación y opresión. Pero un artista que piensa que no joda. (4/IX/16)