domingo, 4 de septiembre de 2016

18:37:00
QUERÉTARO, México, 4 de septiembre.- Luego de que el Frente Nacional por la Familia, grupo vinculado y apoyado por la Iglesia Católica, inició su campaña en Querétaro “no te metas mis hijos” con espectaculares que invitan a la población a exigir al presidente Enrique Peña Nieto retirar su iniciativa de matrimonios igualitarios, pues argumenta supuestas acciones que dicen, dispararán los abusos sexuales y obligará a los niños a vestirse con ropa del sexo opuesto.



Más de 10 organizaciones de defensoras de derechos humanos que conforman el Frente Queretano por el Derecho a la No Discriminación y el Estado Laico desmintieron que la iniciativa de matrimonios igualitarios atente contra los infantes, la familia tradicional o cualquier otro ser humano.

Afirmaron que ese discurso de odio conservador y fundamentalista alienta los prejuicios, incitan a la violencia y pone en riesgo la estabilidad social, pero sobre todo pone en riesgo la vida de las personas de la comunidad lésbico, gay, bisexual, transgénero, transexual e intersexual, porque con esas mentiras del Frente Nacional de la Familia apoyadas por la Jerarquía de la Iglesia Católica y fundamentadas en la ignorancia, el prejuicio y la discriminación muchas personas pueden llegar a violentar e incluso asesinar a las personas de la diversidad sexual con el supuesto de querer proteger a los niños o niñas que quieran ser adoptados por parejas del mismo sexo.

Al mismo tiempo, las organizaciones defensoras de derechos humanos recordaron cifras del Patronato Psicológico Queretano en el que destacaron en abril de este año “en un lapso de 3 años 9 meses, se han registrado 480 casos de abuso sexual infantil en Querétaro, de los cuales, el 90 por ciento son cometidos por padres o maestros, y el resto por personas conocidas”.

En ese sentido, dicho Frente Nacional por la Familia y los Jerarcas de la Iglesia Católica que le apoyan, deberían marchar y realizar acciones contra esa violencia sexual que está destruyendo la vida de miles niños en el país, no de ir en contra de los derechos humanos y de la Constitución Mexicana que prohíbe la discriminación de quienes quieren protegerse mutuamente en pareja y dar un hogar a niños que no lo tienen, porque la preferencia sexual no determina que las personas sean buenos o malos padres, sino el amor, la confianza y la seguridad que se les pueda brindar a los menores para ser personas con alta autoestima y valores humanos, libres de odio, violencia o cualquier forma de discriminación.

Así mismo, datos de la Organización para Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), revelan que México ocupa el primer lugar a nivel mundial en abuso sexual, violencia física y homicidios de niños menores de 14 años de edad, sin embargo, de los que sufren violencia sexual, únicamente dos por ciento lo reporta en el momento. (Boletín)