domingo, 4 de septiembre de 2016

18:43:00
MÉRIDA, Yucatán, 4 de septiembre.- La deslealtad les ganó a tres empleados que la noche de este sábado fueron sorprendidos y capturados cuando intentaban adueñarse de sacos de cemento entre otros materiales, de un predio en el cual trabajaban como albañiles.


Al verse sorprendidos por elementos de la Policía Municipal, en la calle 66 entre 69 y 71 del Centro, cuando ya habían cargado varios sacos a un mototaxi, dos de ellos comenzaron a agredir verbalmente a los agentes argumentando que “no estamos haciendo nada malo, deja de ch…r, no sabes con quién te estás metiendo…, no te vamos a dar ni ma…”, dijo uno de ellos.

Al ver que de los insultos intentaron pasar a los golpes, contravieniendo el Reglamento de Policía y Buen Gobierno, se procedió a la detención de José Alberto F.C., de 32 años de edad y vecino de la Col. Emiliano Zapata Sur; Luis Enrique C.U., de 53, de Rinconada Kanasín, y Jorge Armando Ch. M., de 34 años, oriundo de Motul.

En esos momentos llegó al sitio una persona que se identificó como Jorge Renán Medina Canto, responsable de la obra de remozamiento en el predio en cuestión, quien indicó a los policías que los trabajadores no tenían autorización para llevarse ese material, por lo que pidió sean llevados a la cárcel.

Como procede en estos casos, quedaron en resguardo los 10 sacos de cemento y cinco de cal que ya habían cargado, asi como el mototaxi. (Boletín)