viernes, 12 de agosto de 2016

00:36:00
Mtro. Omar Ocampo, Fundador del Observatorio de la Facultad de Derecho de la UADY.

Insultos, humillación, cateos, violencia verbal, discriminación, aislamiento, exclusión, son algunos de los problemas que se encontraron en la Facultad de Derecho bajo la administración de Carlos Macedonio. Finalmente tenemos el documento con el cual comprobamos nuestros dichos y demostramos que la verdad siempre nos ha acompañado. Se lo entregamos para conocimiento. Léalo completo.

En el mes de noviembre de 2015 se realizó un estudio de ambiente laboral y el cual se mantuvo oculto durante más de medio año tratando de que las cosas se olvidaran.

El documento revela gravísimas irregularidades y que la situación en la Facultad de Derecho de la UADY es gravísima, no sólo por el hecho mismo de ocultar la información, sino que el documento revela que Carlos Macedonio de acuerdo a la propia UADY, ¡se encuentra REPROBADO EN TODAS LAS ÁREAS DE SU ADMINISTRACIÓN! ¡EN TODAS…!

El documento se encuentra dividido en Áreas de oportunidad o “Problemas” y en “Fortalezas” o aciertos. 


Como se puede observar, los problemas se dan en todas las “áreas de oportunidad”.

No se atiende al personal, hay una carencia de liderazgo, no hay relaciones interpersonales pues Carlos Macedonio está oculto en su oficina.

No hay comunicación pues no tiene adeptos, ni sabe relacionarse ni manejar a la gente,

No hay estímulos al personal pues se le trata con la punta del pie y se prefiere verles como personas que necesitan el trabajo y jugar con esa carta perpetuamente.

Es una persona carente de identidad pues es insulso y lo peor aún… no hay autonomía en la gestión de Carlos Macedonio pues quien dirige lo hace desde otro lado.

La propia UADY lo admite, y lo tolera.

Una de las conclusiones más significativas que se presenta en el documento es la que señala:


Con la intención de poner orden y disciplina en el quehacer administrativo y académico para dar cumplimiento a las políticas institucionales las autoridades aplicaron, en algunos casos, estrategias que afectaron el adecuado clima laboral.

Esta forma eufemística de escribir, significa en lenguaje común, que la actuación de las autoridades de la Facultad de Derecho ha sido terrible. Leyéndolo en lenguaje directo significa que se establecieron estrategias que fueron en contra de los derechos de los propios trabajadores.


Otro elemento consiste en que se recomienda a la administración conciliar, dialogar y que prevalezca el diálogo para conocer y entender sus expectativas. Leyendo esta conclusión, es fácil observar que no hubo ningún diálogo, no hubo ningún interés por conocer a las personas y menos aún por entender sus expectativas. Así actúan las personas incompetentes y nulas.

¿Cómo es posible fallar tanto?

¿Cómo es posible que no se den cuenta las autoridades universitarias de los grandes fallos que existen? Esto no se explica sino mediante la desidia, la corrupción y la incompetencia, acompañada de la política de NO MOVERSE, para no perder privilegios.

Carlos Macedonio con su vehículo nuevo, con las vacaciones de los funcionarios de la Facultad de Derecho, por supuesto que pelean para mantener sus prebendas. Un auto nuevo con el volumen del estéreo en alto, las ventanillas elevadas y el aire acondicionado por supuesto que hace olvidar los gritos de desesperación de sus colegas y subordinados, por supuesto que impide ver el sudor de las personas que se esfuerzan en su día a día, por supuesto que impiden ver la neblina con la que inician labores algunas y el sol bajo el que se encuentran.

La corrupción no consiste sólo en otorgar canonjías, sino en mantener a toda costa puestos y cargos, para los que no se estaba preparado y Carlos Macedonio está reprobado por la Universidad.

El comportamiento de Carlos Macedonio, ha sido el de una persona que no sabe administrar, encerrado en su oficina, dictando órdenes, mostrando traumas y además sin saber qué hacer. Y está además exhibido con los propios documentos oficiales de la misma institución. LA PROPIA INSTITUCIÓN dictaminó que Carlos Macedonio ¡NO ES APTO para el cargo!, Los documentos institucionales lo demuestran y afirman.

Carlos Macedonio, “mejor promedio” de su doctorado ha reprobado estrepitosamente la prueba más grande que se le ha puesto en la mesa, conducir a la Facultad de Derecho.

Lo detestable y deleznable es que el estudio lo han tenido el rector, el abogado general y demás autoridades académicas en sus escritorios, asentados y nadie se atreve a tomar medidas. Nadie abre los ojos para ver la incapacidad y la nulidad de Carlos Macedonio, prefieren ver sufrir a los más débiles, a los desarropados, los administrativos y manuales. Total, necesitan el trabajo y que se jodan.

Día a día nuestros compañeros se miran tratando que la situación cambie y mientras esperan a que la quincena llegue, se repiten como diría García Márquez ante las quejas repetidas de una situación caótica y desesperada -Y mientras tanto qué comemos -preguntó… Dime, qué comemos. “Mierda”.

Continuará…