jueves, 23 de junio de 2016

18:19:00
MÉRIDA, Yucatán, 23 de junio.- La consulta indígena a 8 municipios del estado de Yucatán sobre la siembra de la soya transgénica de Monsanto será ejecutada por la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (CIBIOGEM) cuando meses atrás se había manejado de que la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblo Indígenas (CDI Yucatán) sería el ejecutante de esta consulta indígena. La CDI Yucatán solamente será la encargada de acompañar a CIBIOGEM en los 8 municipios, dotándoles de maya hablantes en las sesiones y votos.


Es importante señalar que los involucrados en haberle otorgado a Monsanto facilidades y permisos para que siembren soyas transgénicas en suelo peninsular son la SAGARPA y la SENASICA que en plena abuso de autoridad otorgaron este permiso sin haber consultado a los ejidos y a los pueblos indígenas.

Los apicultores manifestaron su preocupación por la siembra de las semillas de soya genéticamente modificadas y que ocasionaría la muerte y envenenamiento de las abejas y por ende una escasa o nula producción de la miel; es por eso que solicitaron un amparo ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) misma que se les fue concedida y por consiguiente la realización de una consulta indígena a estos 8 municipios amparadas.

Lo que resulta muy incómodo y preocupante para los municipios amparados es la incursión como aplicador de la consulta la CIBIOGEM, ya que esta Comisión Intersecretarial está vinculada con Monsanto, señalan los campesinos mayas.

Sin embargo; los apicultores amparados y los campesinos mayas están en la espera de que todo se de en un ambiente de transparencia y que Monsanto no siembre semillas genéticamente modificadas que a voces de países que han expulsado a esta empresa, Monsanto representa un verdadero peligro; pero ---es México y los empresarios dan órdenes a los políticos , hay muchos empresarios metidos en esto de la siembra de la soya transgénica, solo piensan en su bolsillo, con el argumento de abastecer el mercado dicen que es necesario utilizar la siembra de semillas genéticamente modificadas, pero en Campeche el tema se ha vuelto tenso, incluso el utilizar insecticidas y agroquímicos ha envenenado el manto friático, ya hay glifosato en el agua, es un peligro tomar agua, ya hay estudios sobre esta contaminación de este vital liquido --- afirmó un activista de Greenpeace. (Gabriel Pech @GpcMaya)