domingo, 6 de octubre de 2013

18:07:00
SIRIA, 6 de octubre.- Principio del fin para el arsenal químico del que dispone actualmente el régimen de Bashar Asad. Desde primera hora de la mañana y hasta altas horas de la noche de este domingo, los expertos internacionales de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW en inglés) han estado iniciando 'in situ' su tarea de destrucción de materiales y maquinaria supuestamente utilizados en el proceso de fabricación de agentes tóxicos.

Miembros de la organización para la prohibición de las armas químicas en Damasco (foto: EFE)

Este equipo de desmantelamiento –amparado en su labor bajo Resolución unánime del Consejo de Seguridad de la ONU y con base permanente en la ciudad holandesa de La Haya– se encontraba ya desde el pasado martes instalado en Damasco. Allí se ha encargado estos días de verificar los documentos preliminares solicitados al Gobierno sirio y es 'de facto' el pistoletazo de salida a una misión internacional que se extenderá hasta mediados de 2014.

Esta empresa consta de dos fases claramente diferenciadas. La primera de ellas, cuyo plazo vence el próximo 1 de noviembre, debe suponer la eliminación de todo material utilizado para crear nuevo armamento químico. La segunda tendrá como límite de mediados de junio de 2014 y conllevará la pulverización de las 1. 000 toneladas de gas sarín y mostaza -además de los agentes VX y tabún-, presuntamente en manos del régimen.

En menos de 4 semanas, los investigadores de la OPCW tendrán que encargarse de la voladura de mezclas y misiles de entrega, del aplastamiento de proyectiles vacíos con carros de combate, el llenado de carcasas con cemento y el inutilizado de máquinas por falta de lubricante por todo el territorio sirio. Una operación que se antoja titánica, dada la existencia de más de 50 depósitos de armas y por el corto plazo del que disponen estos inspectores para su correcta ejecución.

Un oficial de la ONU (en condición de anonimato por evidentes razones de sensibilidad) ha confirmado a Associated Press estas informaciones. "Hoy es el primer día de la fase de destrucción y desmantelamiento. [...] El plan era eliminar dos categorías de materiales: una es la referida al equipamiento para crear armas, junto a las mezclas estáticas y móviles. La otra es munición ya cargada".

Se trata de la primera vez que una misión especial de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas se desarrolla en un país en plena guerra y en una coyuntura tan ajustada en el tiempo.

Estados Unidos mantiene a día de hoy el 'uso de la fuerza', recogida en el Artículo VII de la Carta de las Naciones Unidas, si Damasco no cumple con su palabra de arrasar enteramente su parque químico. (Juan Manuel Sacristán para El Mundo)

0 comentarios:

Publicar un comentario