sábado, 8 de junio de 2013

23:02:00
Jorge Álvarez Rendón

Después de ponerle veinte pesos al tanque de gasolina de aquel FORITO superviviente de tantas aventuras, Fued Melayes siempre me decia:

-Vamos un momentito al Smoking

Recostada en la baranda del antiguo Bancarios, aquella refresquerpia de estructura de madera ofrecía dulces, chicles, refrescos, cigarritos sueltos y esos famosos sandwichitos de jamón y queso escrupulosamente envueltos en papel de seda.

Ahí se encontraban los amigos, momentaneamnte detenidos en sus automóviles, siempre camino a algún lado, forcejando con los chismes, con el anuncio de fiestas y otras aventuras.


Para la picarona generación de los sesentas, era el Smoking el primer punto de encuentro para LANZARSE AL PUERTO por esa calle 60 cuando adquiría nuevos, sugerentes nombres.

Ya después, exactamente en el costado opuesto, amplió el abanico de su oferta. Tacos de cochinita, salbutes y panuchos, tamales diversos y sabrosos...El periódico del día, la fresca horchata...

EL SMOKING DEJÓ DE EXISTIR HACE UNAS HORAS... EN EL RECUERDO QUEDA...

0 comentarios:

Publicar un comentario