domingo, 9 de junio de 2019

19:21:00
Pedro Echeverría V.

1. Dirían pueblos centroamericanos y africanos: “¡Qué a toda madre es tener de vecino, con una frontera de más de tres mil kilómetros, al país más poderoso de la tierra porque se goza de todos los privilegios!” Por el contrario, en México nosotros respondemos: “Es una joda vivir junto un país siempre gobernado por  asesinos y racistas que tratan como inferiores y esclavos a sus vecinos”. México es vecino de los EEUU y nadie lo puede cambiar; pero entre 30 años es probable que el total dominio yanqui se haya debilitado, a punto de desaparecer, porque la economía, la política, la cultura occidental esté siendo superada por China, India, Rusia…

2. Me pregunto: ¿Qué hubiera sido México sin sus sedicentes protectores yanquis? En primer lugar sería una nación de 4 millones de kilómetros cuadrados dado que nunca olvidaremos que los “gringos” nos robaron en 1847, con toda su fuerza, más de la mitad de nuestro territorio. Y México no solo tendría el territorio completo sino que Centroamérica (como en 1822-23) quizá hubiese continuado junto a México conformando un poderoso subcontinente. El yanqui sería un país pequeñito –sin “Destino Manifiesto” y sin “Doctrina Monroe”- y sin fuerza de trabajo suficiente para desarrollarse. Los mexicanos seríamos más huapachosos, buscadores de vida y menos serios.

3. A pesar de mi apoyo permanente a la política de López Obrador, debo reconocer que con una simple amenaza de aranceles (lo que puede repetirse muchas veces como chantaje), Trump arregló construir gratis el muro policíaco-militar al sur de México. Hoy Trump presume: “construí el muro sin un dólar y sin lanzar un tiro”. ¿Qué hubiese sucedido si como Corea del Norte –país de apenas 25 millones de habitantes- le hubiese respondido “diente por diente”, es decir, con daño equivalente al que hace? Obviamente no íbamos a pelearnos con el vulgar asesino, pero sí aprovecharíamos el problema para concientizar al mundo acerca de EEUU/provocador.

4. México es un país capitalista de 130 millones de habitantes y su gobierno pretende transformar la política, la economía, la cultura. ¿Se imaginan que en México podamos superar eso que llaman neoliberalismo, consumismo, conservadurismo, individualismo? Ello está en el espíritu del discurso lopezobradorista, pero sólo sería de adorno si no se rompen todas las políticas que llevan a ello. Allí está la dificultad. Pienso que ello nos puede llevar 50 años, pero será mucho más si no se frenan a los enemigos. Parece que tras el modelo chino de capitalismo a lo Mao y Deng, puede ayudar al mundo a liberarse del capitalismo clásico, salvaje. Puede ser nuestro inicio libertador.

5. Los yanquis están consternados, más que desesperados ante la pérdida de mercados –en todo el mundo- frente a los chinos. La misma política nacionalista de gran nación que practica Trump para recuperar los negocios perdidos por EEUU, le está provocando a los EEUU un gran aislamiento. Sus permanentes “arranques de locura” son de desesperación: siente que EEUU se le va de las manos ante chinos, rusos, europeos, dispuestos a romper la dependencia de décadas. Siente Trump que México se le puede escapar por su cercanía ideológica con la izquierda de China, Cuba, Venezuela o Rusia. Por ello acude a chantaje para saber hasta dónde se puede estirar la liga.

6. López Obrador es un político pragmático que con toda la paciencia del mundo avanza con su programa de transformaciones. Los sectores derechistas y conservadores, que se agrupan tras los expresidentes del PRI y PAN (Salinas, Zedillo, Fox, Calderón y Peña), además de estarse cuidando de denuncias y acusaciones, no han dejado de sabotear el trabajo político de AMLO. ¿Qué pasará después del multitudinario mitin que se celebró ayer en la ciudad de Tijuana, Baja California, en el que López Obrador reunió a muchos miles de ciudadanos y de funcionarios de todos los partidos con la consigna de “Unidad Nacional” contra la política de aranceles de Trump? (9/VI/19)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario