viernes, 24 de agosto de 2018

10:11:00
SAN SALVADOR, El Salvador, 24 de agosto de 2018.- Mauricio Antonio Hernández, de 27 años, se encontraba en una parada de bus en el kilómetro 18 de la carretera Panamericana, en el cantón Las Flores de San Martín, esperando junto a su esposa e hija el transporte colectivo para ir al Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), cuando unos asaltantes llegaron y les robaron.

Las víctimas del robo profesan el cristianismo, por lo que Hernández les dijo a los delincuentes que Cristo les amaba, que se arrepintieran de sus pecados y que aún estaban a tiempo de salvar sus almas. Uno de los asaltantes le respondió que a él no le hablara sobre eso, porque ahora era “el turno” de Hernández que iba a quedar muerto, y le disparó.

(Foto de LA PRENSA/Jonatan Funes)

La Policía Nacional Civil (PNC) recibió la alerta del asesinato a las 5:50 a.m. y comenzó el rastreo de los delincuentes, uno de los cuales vestía un short celeste, tenis Nike Cortez y una camisa negra.

Los delincuentes fueron alcanzados en una zona boscosa del cantón El Paraíso del mismo municipio y se inició un enfrentamiento entre ellos y la patrulla policial. En el tiroteo falleció el asaltante del short, quien es perfilado como pandillero. Otro delincuente con un arma larga logró escapar. (Beatriz Calderón, Jonatan Funes / La Prensa Gráfica)

0 comentarios: