domingo, 4 de marzo de 2018

15:00:00
MÉRIDA, Yucatán, 4 de marzo.- Como hemos informado, Enrique Manero Moreno (hoy regidor, para desgracia de los meridanos) es socio del pepinero Héctor González, cabecilla y financiador del grupo seudo panista denominado Valor Azul.


Valor Azul apoyó las aspiraciones de varios cartuchos quemados, entre éstos el vendedor de fayuca y hot dogs Jonatan Paz Solís (quien, dicho sea de paso, ha amenazado a este medio).

Aunque el objetivo principal de Valor Azul en un punto fue impulsar la candidatura, fallida y poco realista, del regidor Mauricio Díaz Montalvo para la alcaldía.

"¿Cómo cree un pinche regidorzuelo que puede brincar directo a alcalde? ¿quién lo cultivó? ¿cómo se la creyó?", comentan nuestras fuentes.

Valor Azul repartió mochilitas baratas con su logo (guárdenlas, es lo único que recibirán de ese grupo) en las zonas más pobres del estado, medrando con la pobreza de la militancia.

Estas "ayudas" asistencialistas y miserables, usadas para comprar voluntades, no ayudaron a posicionar a Díaz, Paz y mucho menos a Manero, ex delegado de la Semarnat en Yucatán, quienes hoy se quedaron sin hueso para el próximo trienio.

Díaz, como era de esperarse, fue rebasado por Renán Barrera Concha, Cecilia Patrón Laviada y hasta por Manuel Díaz Suárez alias "Dr. Diablito" y al final se quedó sin alcaldía, regiduría o diputación local o federal.

Fue, en pocas palabras, el Salvador Vitelli (gran perdedor forzado al auto exilio) de este proceso.

Sin embargo, no se cree que el golpe que presuntamente le dio a Edwin Galaz en la cara hace unos dos años y medio porque éste no quería dar la parte correspondiente de su liquidación a Paloma Angulo haya sido un factor determinante en su humillante derrota.

Lo que sí podemos afirmar es que la carrera política de Díaz está muerta y sepultada. (José Repetto) 

0 comentarios: