domingo, 4 de marzo de 2018

18:44:00
CANCÚN, Quintana Roo, 4 de marzo.- La explosión en un ferry y el supuesto hallazgo de un artefacto en el casco de otro, ambos de la naviera Barcos Caribe, continúa provocando estragos en la actividad turística de la entidad: ahora el gobierno de Canadá emitió también una alerta para que sus connacionales se abstengan de utilizar los transbordadores turísticos de la ruta Cozumel-Playa del Carmen.

El gobierno de Canadá emitió este mensaje a través de su portal oficial de Consejos y Advertencias de Viaje, luego de que el pasado 2 de marzo el de Estados Unidos lanzara una “alerta de seguridad” en la que prohíbe a los empleados del gobierno de ese país usar los ferries de la ruta Cozumel-Playa del Carmen y deslizó que el estallido del 21 de febrero en una de las embarcaciones de la empresa Barcos Caribe, en el muelle fiscal de Playa del Carmen, fue por un “artefacto explosivo”.

El ferry donde ocurrió la explosión el 21 de febrero.(Noticaribe)

Estados Unidos y Canadá son los principales mercados turísticos de Cancún y la Riviera Maya, que son los destinos vacacionales más importantes del país.

En su aviso, el gobierno de Canadá coincide con el de Estados Unidos en que el estallido del pasado 21 de febrero en el barco “México I” se debió a un “artefacto explosivo”, pero además refiere lo ocurrido el jueves 1 de marzo en Cozumel, cuando fue reportado un artefacto en el casco de otra embarcación de Barcos Caribe, cuya propiedad se atribuye a Roberto Borge Martin, padre del exgobernador Roberto Borge Angulo.

Por cierto, horas después del incidente del 21 de febrero, la directora general de la Administración Integral de Quintana Roo (Apiqroo), Alicia Ricalde Magaña, dio a conocer que el informe preliminar indica que fue una “falla mecánica” la que provocó el estallido.

En su advertencia, el gobierno de Canadá indica que “el 21 de febrero de 2018, un artefacto explosivo detonó en un popular ferry turístico en Playa del Carmen, Quintana Roo” y que la “explosión hirió a más de 20 personas, incluidos turistas”.

Además, hace el recuento de que “el 1 de marzo de 2018 las autoridades locales encontraron otro artefacto explosivo en un ferry” y que “algunas líneas de cruceros han cancelado excursiones utilizando servicios de ferry” a la Riviera Maya.

Y advierte:

“Evite los transbordadores turísticos que viajan en la región hasta nuevo aviso; manténgase atento y monitoree los medios locales (incluidas las redes sociales)”.

Sin riesgo y colabora el FBI

El pasado viernes, la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur) a través de un comunicado, aseguró que Cozumel, “como uno de los destinos más importantes en la atracción de turismo para el estado de Quintana Roo, no presenta ninguna situación de riesgo especial para los visitantes que llegan por vía marítima o aérea”.

“Así lo confirman la normalidad con la que transcurren las visitas de los 778 mil turistas que recibe Cozumel, o los que se hospedan en alguna de nuestras 4,400 habitaciones. La ocupación del destino permanece en un 67.8 por ciento y los índices de satisfacción de nuestros visitantes se mantienen entre los más altos”, destacó la dependencia estatal.

En este comunicado, la Sedetur, señaló que con relación a la explosión “inclusive se cuenta con el apoyo y, a fin de brindar mayor certeza las audiencias internacionales, se ha aceptado la colaboración de agencias internacionales como el FBI”.

Respecto a los artefactos encontrados en el caso de otro de los barcos, aseguró que “esta embarcación se encontraba fuera del servicio comercial desde hacía más de 10 meses y se encontraba atracada a varios cientos de metros de cualquier muelle”. (Sergio Caballero / Proceso)

0 comentarios: