domingo, 4 de marzo de 2018

19:06:00
ROMA, 4 de marzo de 2018.- Italia puede verse condenada a la inestabilidad, tras las elecciones del domingo. Ningún partido ni coalición ha alcanzado el 40 %, porcentaje necesario para obtener la mayoría parlamentaria. El populista Movimiento 5 Estrellas ha sido el partido más votado, como estaba previsto, y podría superar el 30 %. El centro derecha habría sido la coalición con más votos, entre 33 y 36 %. Los resultados dejan abiertas diversas posibilidades para alianzas. Conviene destacar que estos datos son muy provisionales, pues se basan en encuestas realizadas a los electores tras depositar su voto en las urnas.

El porcentaje obtenido por la coalición de centroderecha se queda por debajo de sus expectativas. En escaños obtendría en torno a 245 en la Cámara de diputados -la mayoría está formada por 316-. Notablemente más lejos se queda la coalición de centroizquierda, con el 26,4 %.

El candidato a presidente del Gobierno de Italia por parte del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi di Maio. (EFE)

El populista Movimiento 5 Estrellas (M5E) se confirma como el primer partido italiano, con un porcentaje que estaría entre el 28,8 % y el 32 %, cifra superior al que le habían dado las encuestas. Según los sondeos realizados a pie de urna, publicados tras el cierre de los colegios electorales, a las 11 de la noche, el triunfo del M5E es notable: Según el sondeo de la RAI, habría obtenido entre el 28,8 y 30,8 %. Mejor aún es el dato que le da la encuesta realizada por el canal de televisión privada La 7: Entre el 29 y 32 %.

El resto de las fuerzas políticas obtienen porcentajes por debajo de sus expectativas y de lo que habían anunciado los últimos sondeos publicados. El gubernamental Partido Democrático sería la segunda fuerza política, situándose en una horquilla entre el 21 y 23,5 %. Es un claro fracaso. Se trata de un «resultado negativo», según el dirigente Ettore Rosato, quien ha añadido: "Si se confirma, pasaremos a la oposición".

Berlusconi ya no hace milagros

En tercer lugar, prácticamente empatados, se encuentran Forza Italia de Silvio Berlusconi y la xenófoba Liga Norte de Matteo Salvini, en una horquilla entre 13 y 16 %. El tercer partido de la coalición es Hermanos de Italia, que habría obtenido en torno al 5 %. De confirmarse esta igualdad en FI y la Liga, sería un fracaso para Forza Italia, que esperaba ser el primer partido de la coalición. Por eso Silvio Berlusconi designó a Antonio Tajani, actual presidente del Parlamento europeo, como candidato a primer ministro de la coalición de centroderecha. Pero Salvini solo estaba dispuesto a aceptar la candidatura de Tajani si el partido más votado de la coalición era Forza Italia, cosa que está aún por ver una vez que se conozcan los resultados definitivos. Si, como indican algunos sondeos, la Liga Norte superara en votos a Forza Italia, Matteo Salvini se propondría como candidato a primer ministro, según sostuvo durante toda la campaña electoral. En este caso, muy probablemente la coalición se disolvería, pues sería muy difícil que Berlusconi se sometiera al liderazgo del extremista Salvini. Ambos se odian.

El líder de Forza Italia y ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha depositado su papeleta en un colegio electoral de Milán después de que una activista en topless tratara de interrumpir su votación. (EFE)

Esta tendencia del «sorpasso» (adelantamiento) de la Liga Norte sobre Forza Italia se confirmaría claramente en los resultados provisionales del Senado, donde, según las encuestas a pie de urna, el Movimiento 5 Estrellas habría obtenido el 33,1 %, la Liga Norte 17,3, superando a Forza Italia, que se habría quedado en torno al 15 %. En esta cámara el Partido Democrático ha caído al 18,7 %. Para esta fuerza política, situarse por debajo del límite del 20 % se veía como un rotundo fracaso, que puede poner en tela de juicio el liderazgo del exprimer ministro, Matteo Renzi.

Populistas, mayoría

Con estos resultados, casi el único partido que se puede sentir satisfecho es el Movimiento 5 Estrellas. Sus dirigentes exultan. El resto está por debajo de sus previsiones, salvo la Liga Norte. En cualquier caso, si estos datos se confirmaran ningún partido está en condiciones de formar por sí solo gobierno. Queda así abierta totalmente la posibilidad de formar diversas alianzas, lo que tampoco será nada fácil. Cabe resaltar que, en principio, una alianza es posible, la que más se temía, la de los populistas o soberanistas: La suma de votos del Movimiento 5 Estrellas y Liga Norte les permitiría obtener mayoría parlamentaria. Ambos partidos tienen muchos puntos en común: están unidos en su hostilidad hacia Bruselas, tienen en su programa la eliminación de la reforma de las pensiones (la llamada «Ley Fornero»; la cancelación de la reforma laboral del gobierno Renzi, y su política económica sería expansiva saltándose los vínculos europeos. (Ángel Gómez Fuentes / ABC)

0 comentarios: