domingo, 4 de marzo de 2018

14:06:00
CIUDAD DE MÉXICO, 4 de marzo de 2018.- Desde el tercer lugar en las encuestas, con un Gobierno federal mal calificado y rodeado de escándalos de corrupción, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) cumple hoy 89 años.

El tricolor conmemora su aniversario con un mitin en su sede nacional, cuyo principal orador fue José Antonio Meade, un candidato presidencial que ni siquiera milita en sus filas.

El instituto político celebra su fundación con un Presidente en Los Pinos, mayorías relativas en el Congreso federal, gracias a sus aliados, y con sólo 14 de las 32 Gubernaturas del País.

En lo que va del sexenio de Peña Nieto, el PRI ha sido derrotado en 11 elecciones locales, por lo que dejó de gobernar igual número de entidades y, en consecuencia, a 25 millones de mexicanos.

José Antonio Meade Kuribreña en el aniversario del PRI. (Facebook)

En 2013, el PRI perdió los comicios en Tabasco, en medio de un escándalo de corrupción por los malos manejos del ex Gobernador Andrés Granier.

Dos años después, en el 2015, el PRI también fue derrotado en las elecciones de Querétaro por el PAN; de Michoacán, por el PRD, y en Nuevo León por un candidato independiente.

Apenas un año después, el PRI sufrió una de las peores caídas de su historia al perder seis Gubernaturas entre las que destacan Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua, cuyos ex Gobernadores protagonizaron escándalos de corrupción, fugas y procesos de extradición.

En esa ocasión, el PRI tampoco logró ganar las gubernaturas de Tamaulipas, Durango y Aguascalientes.

En 2017, el tricolor apenas alcanzó a retener la gubernatura del Estado de México, tierra natal del Presidente, luego de una abierto activismo del Gobierno federal y de miles de millones de pesos repartidos en dádivas.

El Revolucionario Institucional conservó la gubernatura de Coahuila, tierra de los Moreira, en medio de impugnaciones y denuncias de fraude electoral ante instancias nacionales e internacionales.

Finalmente, no logró quedarse con el Gobierno de Nayarit, donde el tricolor fue vencido por una coalición integrada por el PAN y el PRD.

De acuerdo con el análisis de los propios priistas, en lo que va de este Gobierno, el tricolor ha perdido más de 4.7 millones de votos.

En la actualidad, ese partido pelea por ocupar el segundo lugar en las preferencias electorales rumbo a los comicios presidenciales del 1 de julio.

A diferencia de otros años, el despliegue de militantes priistas no desborda la sede nacional del PRI ni sus alrededores, donde apenas se aprecian algunos autobuses.

En el estacionamiento del tricolor fue colocada una carpa para cubrir el sillerío.

De acuerdo con el Manual de Logística, el ingreso de todos los contingentes debió realizarse desde las 9:00 horas.

Los invitados, citados para las 10:00 horas, fueron convocados para acudir con vestimenta formal, pero sin corbata.

La espera de los priistas fue amenizada con mariachis, mientras los maestros de ceremonias agradecían la presencia de cuadros como el líder del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps; el líder del sector obrero, Carlos Aceves, y la lideresa de las mujeres priistas, Hilda Flores. (Reforma)

0 comentarios: