domingo, 4 de marzo de 2018

13:11:00
MÉRIDA, Yucatán, 4 de marzo de 2018.- Conservar una tradición, ayudar a la economía familiar y mejorar la calidad de vida de las familias más vulnerables es parte de los objetivos del Ayuntamiento de Mérida para abatir la brecha de la desigualdad entre el norte y el sur de la ciudad.

Al visitar el stand del Ayuntamiento de Mérida en la Expo Campo 2018, la alcaldesa María Fritz Sierra destacó que desde el inicio de su administración, una de las prioridades de la autoridad municipal ha sido ofrecer oportunidades para todos los meridanos, no sólo con obras e inversiones de infraestructura y desarrollo social sino también con apoyos para el autoempleo y el emprendurismo entre otros.

La alcaldesa María Fritz Sierra en su visita al módulo del Ayuntamiento en la Expo Campo.

En el módulo de la Comuna, ubicado en esta exposición, la presidenta municipal supervisó la exposición de varios proyectos productivos que realiza el Ayuntamiento de Mérida, en particular, “Urdiendo esperanzas”, que desde su reciente puesta en marcha en noviembre pasado, ya ha entregado más de 2,200 apoyos en  22 colonias y comisarías con una inversión de más de $2 millones.

Además del paquete de apoyo como los bastidores, hilo y agujas para urdir y enseñanza a cargo de profesores artesanos, a las familias beneficiadas también se les otorga  capacitación para poder comercializar sus productos de tal forma que ésta actividad les reditúe ganancias justas.

Este programa se aplica con éxito en las comisarías de San José Tzal, Sierra Papacal, Dzununcán, Caucel, Molas, San Pedro Chimay, Komchén, Chablekal, Cholul, Plan de Ayala Sur, San Luis Sur Dzununcán, Santa Cruz Palomeque, Tahdzibichén, San Ignacio Tesip, Yaxnic, Xcunyá, Noc Ac, Chichí Suárez, San José Tecoh, Melitón Salazar, Emiliano Zapata Sur y San Antonio Xluch, aunque el objetivo es atender la totalidad de las comisarías y subcomisarias del Municipio.

Fritz Sierra destacó que gracias a este programa las tradiciones se mantienen pues pasan de una generación a otra y lo más importante, es que tanto mujeres como hombres jefes de familia logran una fuente de ingresos sostenible.

También explicó que es una labor de equipo entre el Ayuntamiento y la comunidad ya que los beneficiarios deben contribuir con  trabajos sociales comunitarios en las áreas comunes de sus comisarías y colonias del Municipio de Mérida. En algunos casos, son los propios beneficiarios quienes comparten su casa para recibir la capacitación en grupo.

0 comentarios: