sábado, 17 de febrero de 2018

22:02:00
MÚNICH, Alemania, 17 de febrero de 2018.- La tensión entre Polonia e Israel sobre la responsabilidad del Holocausto no muestra signos de disminuir. Después de la aprobación de la controvertida ley polaca que prohíbe, incluso en el extranjero, hablar sobre "campos de concentración polacos" o de colaboración entre polacos y nazis, el primer ministro, Mateusz Morawiecki, en la Conferencia de Seguridad en Múnich, ha reavivado la controversia afirmando que durante la Shoah "hubo polacos culpables, así como hubo judíos culpables".

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki.

El primer ministro polaco respondió al periodista Ronen Bergman, quien le preguntó: "Mi madre se escapó de la Gestapo en Polonia poco después de saber que sus vecinos polacos la habían denunciado: ¿si contara esta historia yo sería considerado un criminal en su país?". Una pregunta provocadora que ha desparado los aplausos de los presentes.

Morawiecki respondió: "No será incriminable por haber dicho que hubo criminales polacos, si se agrega que también hubo criminales judíos, rusos, ucranianos y alemanes". Recordando de hecho que el objetivo de la ley, que sentencia hasta a 3 años de prisión, es defender el honor de Polonia ocupada por los nazis.

La intervención del primer ministro polaco de nuevo ha provocado la ira del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu: "Sus palabras, tanto aquí en el contexto de Mónaco son ultrajantes. Demuestran su incapacidad para entender la historia y la falta de sensibilidad a la tragedia del pueblo hebreo". (Repubblica)

0 comentarios: