sábado, 17 de febrero de 2018

00:49:00
CIUDAD DE MÉXICO, 17 de febrero de 2018.- Vistiendo solo pantalones cortos y una de las famosas gorras de béisbol que llevan la leyenda “Make America Great Again”, de propaganda de Donald Trump, el asesino de la escuela secundaria Nikolas Cruz realizaba prácticas de tiro en el patio trasero de su casa.

La espeluznante grabación fue tomada por un vecino unos meses antes de que Cruz, de 19 años, llevara un rifle de asalto AR-15 a su antigua escuela y asesinara a 17 personas.

En las imágenes se observa cómo Cruz dispara algunas balas con lo que parece ser una pistola de aire comprimido y regresa a su casa.

La aparición del video se produce en medio de la creciente indignación en los Estados Unidos por la forma en que Cruz pudo obtener legalmente un arma a pesar de una serie de advertencias.

Cruz, que había padecido problemas de salud mental, ha sido acusado de 17 asesinatos premeditados y se encuentra encarcelado a la espera de juicio ydispuesto a declararse culpable para evadir la pena de muerte. (SinEmbargo)

La Policía visitó varias veces la casa en Parkland de Cruz cuando era un menor, dicen sus vecinos.

El sospechoso en la masacre solía asustar a los vecinos de esta calle de casas de lujo con su comportamiento errático y a veces violento, especialmente hacia los animales.

“Ese niño tenía una mirada extremadamente fría”, dijo Rhonda Roxburgh, de 45 años. “Iba a hacerle daño a alguien. Lo que no sabía era que iba a ser algo así”. Roxburgh, quien ahora vive en Carolina del Norte, dijo que otros niños parecían tenerle miedo y se mantenían alejados de él.

El Buró Federal de Investigación (FBI) reconoció hoy que cometió un error al no haber seguido los protocolos oportunos cuando fue alertado en enero del comportamiento agresivo de Nikolas Cruz, el joven que mató a 17 personas en un tiroteo el miércoles en una escuela de Parkland, en Florida, Estados Unidos (EU).

En un comunicado, el FBI desveló que el 5 de enero una persona cercana a Cruz les alertó de que el joven podía llevar a cabo un tiroteo en una escuela, puesto que poseía armas, había expresado deseos de matar a gente, tenía un “comportamiento errático” y hacía publicaciones “inquietantes” en las redes sociales.

El FBI, por razones que se desconocen, no siguió los protocolos oportunos en estos casos y no investigó ese aviso. (SinEmbargo / Infobae / EFE)

0 comentarios: