miércoles, 14 de febrero de 2018

00:48:00
PANAMÁ, 14 de febrero de 2018.- Ricardo Martinelli podrá esperar en su residencia en Miami que se defina el proceso de extradición en su contra, luego de que la jueza Marcia Cooke decidió otorgarle una fianza por $1 millón.

Cooke decidió otorgar la fianza tras considerar su condición de expresidente de Panamá, además de otros factores como ‘su avanzada edad' y su ‘delicado estado de salud'.

Según se deduce del documento divulgado a últimas horas de la tarde de ayer, el exmandatario tendrá que cumplir con una serie de condiciones, entre las cuales está la consignación de la fianza en efectivo o un 10% del total ($100 mil); además tendrá que entregar su pasaporte, permanecer en su residencia en Miami, donde será vigilado de forma electrónica, mediante un brazalete y grilletes.

Martinelli, que hizo fortuna como empresario en el sector de los supermercados, se había mostrado dispuesto a llegar a pagar una fianza de hasta cinco millones de dólares, cinco veces más de lo que establece la magistrada. (El Papis)

Solo podrá salir de su residencia con motivos de atención médica y con autorización judicial.

Se espera que el trámite para salir de la Cárcel Federal de Miami tome horas, o cuando más un par de días.

No se especifican algunas otras condiciones, como con quién podrá residir con Martinelli y si estará en capacidad de tener acceso a la internet y redes sociales.

Todo esto, mientras se espera que el Departamento de Estado de los Estados Unidos tome una decisión con respecto a la solicitud de extradición del Gobierno de Panamá, la cual el expresidente esperará sin derecho a salir del territorio del país del norte.

Vigilancia permanente

Durante todo el tiempo de espera de la decisión de la solicitud de extradición, el expresidente Martinelli estará bajo vigilancia de guardias, gastos serán costeados por él mismo.

Martinelli está detenido en la cárcel Federal de Miami desde el 12 de junio del año pasado, a la espera de que se defina el proceso de extradición que se le sigue en Panamá.

El exmandatario es requerido por la Corte Suprema de Justicia de Panamá en extradición por un proceso en su contra por los denominados ‘pinchazos telefónicos'. Además, tiene pendientes más de media docena de procesos judiciales por diversas causas.

Según el expediente de los ‘pinchazos', durante la administración de Martinelli se escucharon conversaciones telefónicas y se espiaron correos electrónicos, sin autorización judicial, de al menos 150 personas. (Guadalupe León B. / La Estrella de Panamá)

0 comentarios: