sábado, 1 de julio de 2017

12:38:00
Pedro Echeverría V.

1. EEUU, obviamente, es el principal, casi el único, responsable de lo que suceda en el mundo. El día que el poder mundial yanqui destruya sus armas y ordene el cierre de todas sus fábricas de bombas, misiles, cohetes, aviones y trasatlánticos, será también ese mismo día cuando las demás naciones del mundo hagan lo mismo. La realidad es que para no ser esclavo y tener que luchar contra las armas hay que armarse; para luchar contra la guerra hay que estar dispuesto siempre a responder. Por ello cuando el presidente yanqui Trump dice que se le ha agotado la paciencia esperando el sometimiento de Corea del Norte, éstos responden que también a ellos se les ha agotado la paciencia defensiva, están armados y preparados para todo.

2. EEUU está acostumbrado a que le rindan pleitesía todos los países sojuzgados, saqueados, endeudados, como México y demás naciones del mundo; así ha sido por lo menos desde que arrojó en 1945 –para demostrar quién manda en el orbe- las bombas atómicas en Japón; además creó la ONU, la OTAN, el FMI y otras organizaciones. Me recuerda alguna una declaración de la familia inglesa, la familia Rothschild, conocida como la Casa Rothschild o simplemente «los Rothschild», decía en el XIX: “Somos tan poderosos en el mundo que nosotros podemos hacer la guerra y también la paz cuando queramos”. ¿Puede olvidarse las dos guerras contra Irak, Afganistán de los Bush (padre e hijo de puta), en las que murieron millones sin tomar en cuenta a la ONU?

3. ¿No tiene miedo el asesino gobierno yanqui de sufrir el derribo de la Casa Blanca, del Capitolio, del Pentágono, en Washington, así como los edificios de algunos grandes bancos en Nueva York? Podría prohibir estrictamente la entrada de ciudadanos musulmanes de seis países, pero Alá y Mahoma no ignoran, conocen perfectamente acerca de las maldades de ese imperio asesino que son los representantes más poderosos de la dominación transnacional. El pueblo de los EEUU y del mundo debe exigirle a Trump que en esa reunión próxima de los siete, así como en la de los 20, proponga una paz duradera en el mundo mientras piensa en la destrucción de todas las armas y el olvido de todas las guerras. Puta, EEUU de asesino, se convertiría en el gran liberador del mundo. (1/VII/17)

0 comentarios: