jueves, 13 de abril de 2017

20:51:00
WASHINGTON D.C., 13 de abril de 2017.- El pasajero David Dao, expulsado de manera violenta el pasado domingo de un vuelo de United Airlines, demandará a la aerolínea al haber sufrido una contusión cerebral, una ruptura nasal y la pérdida de dos dientes en el incidente.

Así lo anunció este jueves su abogado, Thomas Demetrio, en una rueda de prensa en Chicago que fue retransmitida en directo por la cadena CNN, lo que da la medida de la repercusión mediática que ha alcanzado el caso.

Dao fue sacado a la fuerza de su asiento en un vuelo de United entre Chicago y Louisville (Kentucky) el pasado domingo por la noche después de negarse a abandonar el avión para hacer sitio a personal de la aerolínea, unas crudas imágenes grabadas por otros pasajeros y que han dado la vuelta al mundo gracias a las redes sociales.

Como consecuencia de la violencia empleada por la policía de aviación de Chicago, el Dr. David Dao sufrió una “contusión cerebral significativa”, perdió dos dientes, tiene una ruptura nasal y heridas en los senos nasales, por lo que será sometido a cirugía reconstructiva.
El pasajero, un médico de 69 años, explicó que necesitaba volar para atender a sus pacientes al día siguiente, cuando la compañía lo eligió al azar para abandonar la aeronave tras constatar que no había pasajeros voluntarios para viajar en otro vuelo a cambio de una compensación.

Los agentes que le sacaron del avión eran de la policía de aviación de Chicago, una fuerza hasta ahora poco conocida que no depende del departamento de policía de la ciudad sino del de aviación. Según Dao, el episodio lo conmocionó más que su huida de Vietnam.

Una portavoz de ese departamento, Karen Pride, confirmó el jueves a medios locales que hay una investigación en marcha y tres agentes en baja administrativa porque lo ocurrido está fuera de los “procedimientos estándar” de actuación y el departamento no tolerará “este tipo de acciones”.

Crystal Dao Pepper, hija del Dr. David Dao, participa en una conferencia de prensa con el abogado Stephen Golan, el jueves en Chicago. Los abogados de Dao, quien fue expulsado violentamente de un vuelo de United Airlines, anunciaron que demandarán a la aerolínea. (JOSHUA LOTT AFP/Getty Images)

Thomas Demetrio, abogado del Dr. David Dao, habla en una conferencia de prensa el jueves 13 de abril de 2017, en Chicago. (Teresa Crawford / AP)

Como consecuencia de la violencia empleada por la policía de aviación de Chicago, el pasajero sufrió una “contusión cerebral significativa”, perdió dos dientes, tiene una ruptura nasal y heridas en los senos nasales, por lo que será sometido a cirugía reconstructiva, explicó su abogado.

El equipo legal de Dao ya ha hecho una petición legal de emergencia en una corte de ese condado para que el juez exija a United que conserve los vídeos, las grabaciones de voz de la cabina de mando y otras pruebas relevantes.

El lunes habrá una audiencia sobre esta petición, que será el primer paso hacia la demanda que el abogado del pasajero explicó el jueves que presentará cuando terminen su propia investigación del caso.

“Esta demanda creará, esperemos, un debate internacional sobre cómo vamos a ser tratados de ahora en adelante”, dijo el letrado, quien indicó que la ciudad “también es responsable” al ser agentes de uno de sus departamentos los que sacaron al pasajero.

El director ejecutivo de United, Óscar Muñoz, prometió este miércoles que no se volverá a utilizar a policías para sacar a los pasajeros de los aviones en caso de sobreventa de billetes y reiteró su “vergüenza” por el episodio de la expulsión de Dao.

“No vamos a poner a un policía a retirarlos del avión. Sacar a un pasajero que ha reservado, pagado y se ha sentado, no podemos hacer eso”, aseguró Muñoz en una entrevista en el programa “Good Morning America” de la cadena ABC.

A pesar de que reconoció este “fallo” como suyo, Muñoz ha dejado claro que no piensa dejar el cargo, como han reclamado decenas de miles de personas en una petición en internet, al tiempo que la compañía se está viendo castigada tanto en la bolsa como en su imagen pública. (EFE)