domingo, 3 de julio de 2016

19:29:00
MÉRIDA, Yucatán, 3 de julio.- Al conmemorar cuatro años de su triunfo electoral, el primer priista de Yucatán, Rolando Zapata Bello, llamó a los líderes, militantes y simpatizantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a asumir compromisos con la renovación, revitalización y dinamismo del instituto político para fortalecerlo de cara al 2018.


“Asumamos el compromiso de la renovación, para cerrar con muchísima energía y resultados contundentes; revitalización para que escuchemos lo que el territorio tiene que decirnos, dinamismo sereno para empezar a preparar desde hoy el terreno fértil para las aspiraciones naturales y deseables”, expresó ante la gran familia tricolor.

En el marco de una sesión extraordinaria del Consejo Político Estatal priista, Zapata Bello convocó a la militancia a convertir al partido en las más seria y estricta contraloría política para empaparse de lo que están haciendo los gobiernos en la entidad y en México, y comunicarlo en cada municipio, colonia, comisaría y comunidad.

“Cada priista debe ser un verdadero contralor de lo que hace su gobierno, del gobierno que surgió de su partido; porque un gobierno que hace bien las cosas, que es honesto, eficiente, que cambia y mejora vidas, es la única carta presentación que realmente vale a la hora de pedir a la gente que renueve con su voto la confianza en nosotros”, agregó ante el presidente estatal del PRI, Carlos Pavón Flores. 

Acompañado de su esposa, Sarita Blancarte de Zapata, el primer priista yucateco también destacó la importancia de revitalizarse y de hacer el trabajo político una vez terminada la jornada laboral pública, ya que urge revivir, recuperar y fortalecer el asambleísmo, que ha hecho fuerte y durable al PRI durante décadas.

“Ese asambleísmo que surge de reunirse, de hablar, de analizar, de debatir, de escuchar a todos, de practicar el ejercicio de la palabra en sentido horizontal, donde todo lo que dice un priista tiene un peso y un valor. Asambleísmo, primero hacia el interior de nuestros cuadros, militantes y simpatizantes, y luego hacia toda la sociedad, porque todos tienen algo que decir y todos tienen que ser escuchados”, apuntó.

Asimismo, indicó la importancia de capacitarse para una nueva realidad política yucateca que está apareciendo en cada espacio, como las redes sociales, medios en la red, la creciente movilidad demográfica y nuevas demandas ciudadanas, así como las transformaciones sociales y económicas.

“No hay tiempo que perder, hoy el tiempo está a nuestro favor, tenemos el espacio para capacitarnos sin urgencia, para revitalizar nuestras asambleas sin prisas pero sin pausas, para consolidar las bases de un partido robusto, flexible y efectivo, que cuando llegue el momento, esté listo para salir a buscar la ratificación del sagrado mandato ciudadano”, manifestó.

Comentó que las administraciones priistas deben ser secuenciales con expresiones y congruencias nacidas de una misma ideología, evitando una continuidad inercial que no deje espacios para la innovación, la evolución, sana renovación de cuadros y el necesario cambio político, que viene de la transformación social.

“Yo asumo plenamente la mayor parte de la evaluación política e histórica que se haga de mi gobierno, pues de ella dependerá la capacidad del PRI para ganar en el 2018 la gubernatura de nuestro estado; lo digo así de directo y así de franco, porque sé que ese es el tipo de claridad que la sociedad y el partido reclaman”, aseveró.

Al hablar de serenidad, el primer priista señaló que esto no se refiere a la inacción o inmovilidad, sino, a empezar a prepararse de la manera correcta, con el fin de acumular los méritos, atributos y valores fundamentales que actualmente califica la ciudadanía.

“Es indispensable que contemos con opciones sólidas, viables y diversas para cada espacio, lo mismo en la más pequeña de las comisarías que en los municipios, los distritos federales y estatales, las senadurías y, por supuesto, la gubernatura. A todos los que tienen derecho de aspirar, a todas y todos los que aspiran, les digo de forma directa que deben empezar a prepararse, pero deben hacerlo con serenidad”, dijo.

Zapata Bello subrayó que los priistas tienen una tarea de enormes dimensiones, ya que existen humores exigentes y a veces impacientes entre la población, pero también se cuenta con una sociedad madura que valora los resultados de fondo, por encima de modas virales y trending topics.

“Veo el futuro con optimismo sereno, porque escucho el repicar de las campanas de la historia y sé que el PRI responderá a esa llamada, y la gente, la ciudadanía, los yucatecos, sabrán valorar que el PRI es su mejor apuesta por el bienestar. No hay tiempo que perder, no hay tarea en la que podamos fallar. ¡Que viva nuestro partido! ¡Que viva el PRI! ¡Que viva Yucatán!”, finalizó. (Boletín)