martes, 26 de julio de 2016

07:27:00
MÉRIDA, Yucatán, 26 de julio.- Múltiples fuentes dentro del PAN en Yucatán nos comentan que las candidaturas con miras al 2018 serán producto de un proceso de designación y no de una interna, como se hiciera en 2015.

Mauricio Vila, Raúl Paz, "Huacho" Díaz y Daniel Ávila, los perfiles más fuertes en el PAN Yucatán con miras al 2018.

Esto, nos señalan, debido al desgaste y división que representa la segunda modalidad, aparte de lo fácil que es ganar para candidatos que aunque controlen el padrón de militantes en sus respectivos distritos no tendrían un buen desempeño ante la sociedad en general, siendo este punto, su imagen hacia el exterior, el prioritario para las designaciones.

Respecto a los perfiles para el 2018, esto es lo que se comenta:

El alcalde Mauricio Vila Dosal está entre buscar la gubernatura o bien ser el primer presidente municipal de Mérida en reelegirse de manera consecutiva, siendo éstas sus principales opciones. Durante el segundo año de su administración, el munícipe tendrá que lidiar con el fallo de la SCJN, que se espera no sea favorable para la Comuna aunque, nos comentan, toda crisis es una oportunidad. Por otra parte, el evento Capital Americana de la Cultura permitirá proyectar a Mérida a nivel nacional e internacional. Se comenta, extraoficialmente, que actualmente es afín a Margarita Zavala de Calderón en la carrera presidencial.

El presidente del Comité Estatal y coordinador de los diputados locales, Raúl Paz Alonzo, posiblemente buscará ser senador, pues goza de buena aceptación entre la militancia, demostrada por su aplastante triunfo en la interna del año pasado, el cual fue impulsado por una alianza con los grupos de Mauricio Vila, "Huacho" Díaz y Rosa Adriana. Su mayor debilidad, a la fecha, ha sido el no saber reaccionar a las crisis y señalamientos en su contra. Ha contado con el respaldo de Rafael Moreno Valle, gobernador de Puebla, a quien apoya en sus aspiraciones presidenciales.

El diputado federal Joaquín Díaz Mena aspira de nuevo a ser el candidato a gobernador, aunque muchos ven el error que sería volver a impulsar una fórmula que no rindió resultados favorables en su momento. Sin embargo, reconocen la importancia que jugaría en el proceso, pues no deja de gozar de una importante presencia en el interior del estado, por lo cual sin duda quedaría ya sea como senador o diputado local, nos comentan.

El senador Daniel Ávila Ruiz aspira a la gubernatura, pero el consenso es que él mismo mermó drásticamente sus posibilidades de ser candidato por el PAN al atacar públicamente a varios de los principales liderazgos del partido, cerrando la puerta a posibles alianzas que le hubieran resultado benéficas. Sin embargo, al haber denunciado a personajes tanto de su partido como fuera de éste goza de una buena imagen ante la sociedad en general.

La senadora Rosa Adriana Díaz Lizama, al igual que Daniel Ávila, dice buscar la gubernatura, se cree con la intención de quedar como diputada local o federal.

El ex alcalde Renán Barrera Concha sin duda regresará, respaldado en esta ocasión por su cercanía con el presidente nacional del PAN, jugando un papel en el próximo proceso, aunque evidentemente su principal aspiración es la gubernatura.

El diputado del IV Distrito Local, Elías Lixa Abimerhi, buscaría el IV Distrito Federal. Las mismas personas que lo describen como algo arrogante reconocen su habilidad para responder a la oposición y dar posicionamientos, manifesta desde sus tiempos como regidor. Cabe recordar que su victoria en 2015 fue por un margen menor a la de su predecesor, Mauricio Vila Dosal. 

El representante del V Distrito, Manuel Díaz Suárez, aspira a ser alcalde de Mérida y ha estado muy activo a lo largo de toda la ciudad, sin embargo se le percibe como distanciado tanto del Ayuntamiento como del Comité Municipal, en especial después de que no resultó su intento por impulsar a Henry Cetina para encabezar el CDM. Su imagen entre los panistas no afines a su grupo es especialmente negativa.

Rafael Montalvo Mata y Moisés Rodríguez Briceño, quienes yendo contra la paridad de género lograron reclamar su legítimo lugar en el Congreso del Estado, se ven en condiciones para aspirar a la alcaldía de sus respectivos municipios, pues para empezar garantizaron que sus electores tuvieran representatividad en el Legislativo.

La directora de Desarrollo Social, Cecilia Patrón Laviada, es vista como la aspirante más fuerte a la alcaldía de Mérida en caso de que Mauricio Vila elija buscar la gubernatura, pues goza de buena presencia en las comisarías y colonias a lo largo de toda la ciudad. Uno de los más grandes factores en su contra, sin embargo, es el pleito público de su hermano, el ex gobernador Patricio Patrón Laviada, con la actual dirigencia.

Mauricio Díaz Montalvo, coordinador de los ediles panistas en Mérida, ha mostrado durante los primeros 11 meses de la actual administración habilidad de palabra y agilidad para responder a la oposición en Cabildo y en los medios. Su temperamento, nos comentan, puede llegar a ser una debilidad. Es el sucesor natural de Elías Lixa en el IV Local. Aunque también suena como aspirante para la alcaldía de Mérida, hay quienes perciben como demasiado grande el salto de regidor a presidente municipal.

José Luis "Primo" Martínez Semerena, edil del PAN, goza de buena imagen tanto dentro como fuera del PAN y suena para una diputación local, aunque todavía no se ha definido para qué distrito. Pertenece al grupo de los ex alcaldes Luis Correa Mena y Renán Barrera Concha.

Al regidor Víctor Merari Sánchez Roca, perteneciente al grupo de Raúl Paz, se le ha visto muy movido dentro de los eventos del partido y con buena presencia externa, sin embargo sus intervenciones en Cabildo han sido escasas, por lo cual se le percibió, al menos en los primeros meses de la administración, como muy apartado de los temas políticos, aunque hay quienes lo ven como una ficha fuerte para el segundo distrito local.

Maleck Abdala Hadad, subdirector de Promoción Económica, goza de simpatía tanto dentro del panismo como en el exterior y, gracias a la buena imagen que disfruta ante el empresariado local, hay quienes lo consideran otra buena opción para el Distrito II.

Arturo León Itzá es el actual subdirector de Promoción Social, tal como lo fuera "Primo" Martínez en la pasada administración, por lo cual no se descarta pueda quedar como regidor en la próxima.

Kirbey Herrera Chab, subdirector de Cultura para el Desarrollo, sin duda será relevante en la próxima contienda, pues en 2012 logró recuperar con facilidad el Distrito II, mismo que perdiera Yahayra Centeno Ceballos en 2015, siendo aplastada por Marisol Sotelo. Esto, comentan nuestras fuentes, se debe a que Yahayra simplemente "no tiene peso" dentro ni fuera del partido y lo único más gris que su papel como regidora fue su campaña para diputada.

El grupo Valor Azul es reconocido, hasta ahora, como un esfuerzo válido por parte de sus integrantes, varios de los cuales son considerados "cartuchos quemados y reciclados", para permanecer vigentes, siempre y cuando no vaya abiertamente contra los gobiernos emanados del PAN o la institución lo cual, consideran nuestras fuentes, únicamente mostraría un resentimiento por parte de sus miembros debido a que esta vez "no les tocó".

Evidentemente, añaden nuestras fuentes, una redistritación llevaría a redefinir inevitablemente las aspiraciones de muchos de los mencionados. 

Otra situación a tener en cuenta es la paridad de género, que obliga a los partidos a presentar igual número de candidatas que candidatos, aunque si el 2015 es precedente, señalan, esto se haría solamente en distritos inganables. (José Repetto)