jueves, 20 de noviembre de 2014

22:22:00
MÉRIDA, Yucatán, 20 de noviembre.- Con la construcción de los distribuidores viales de la calle 39 y la salida a Tixkokob se agilizarán las vialidades del oriente de Mérida y el Anillo Periférico se convertirá en una vía libre de semáforos, destacó el secretario de la Comisión de Infraestructura de la Cámara de Diputados, Mauricio Sahuí Rivero.

Mauricio Sahuí con el gobernador Rolando Zapata (foto: Prensa Mauricio Sahuí)

Para 2015, el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) asignó un total de 48.5 millones de pesos a fin de que  inicien ambas obras que permitirán la modernización de esa vía cada vez más usada por los meridanos.

“El crecimiento de Mérida ha convertido a  los 50 kilómetros del anillo periférico en una vialidad de uso común. Ya empezamos a ver congestionamientos en algunos puntos durante las horas pico” observó.

El distribuidor vial de la calle 39, en el que se realizará una inversión inicial de 33.4 millones de pesos, conecta con el fraccionamiento “Los Héroes”, centro poblacional ubicado al oriente de la ciudad con más de 15 mil viviendas, que ya empieza a tener problemas de tránsito vehicular cuando sus habitantes ingresan a la cabecera del municipio.

El también integrante de la Comisión de Desarrollo Metropolitano recordó que el Centro SCT-Yucatán en semanas pasadas comenzó la construcción de los carriles laterales que servirán para desahogar el paso de automotores durante la edificación del puente.

En el caso del distribuidor de la salida a Tixkokob, el diputado federal del PRI detalló que se etiquetaron 15.1 millones de pesos para los trabajos preliminares que se pondrán en marcha durante 2015.

El Distribuidor Vial Facultad de Ingeniería en Periférico norte (foto: JMRM / Archivo)

“Estas obras que beneficiarán a la zona metropolitana de Mérida se encuentran alineadas con los proyectos que impulsa el gobernador Rolando Zapata Bello para modernizar la infraestructura en el área conurbada” añadió.

Sahuí Rivero hizo notar que, de acuerdo con datos de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), en la capital yucateca existen actualmente más de 620 mil vehículos, cuando en 1990 había más de 60 mil.

“Ha crecido 10 veces el padrón vehicular en los últimos 23 años y se está a tiempo de tomar medidas para evitar que se generen caos viales como ocurre en ciudades del centro del país” finalizó. (Boletín)