sábado, 15 de junio de 2013

18:05:00
MÉRIDA, Yucatán, 15 de junio.- Hace casi 3 años, el 30 de junio de 2010, fue inaugurado el Monumento a los Montejo.

El cronista Juan Francisco Peón Ancona y el escultor Reynaldo Bolio Suárez, momentos antes de la develación del monumento (Fotos: JMRM).

Ubicado en el remate del Paseo de Montejo, la avenida más importante de la ciudad, el monumento rinde homenaje a Francisco de Montejo "El Adelantado" y "El Mozo", conquistadores de Yucatán y antepasados de miles de meridanos.

"Una voz se oye desde el norte del Paseo ¡Bienvenido, Montejo! ¿Por qué has tardado tanto en llegar? Hace 100 años te espero tu arribo, dice Justo Sierra desde su pedestal", declaró don Juan Francisco Peón Ancona durante su intervención inaugural.


"La ciudad de Mérida, a través de su Ayuntamiento, da un ejemplo de justicia y madurez histórica al honrar la memoria de los ilustres varones que, en nombre de España, nos incorporaron a la civilización Latina Occidental, mezclando su sangre con la nuestra, legándonos la lengua castellana y la católica religión que nos sigue distinguiendo en el gran mestizaje orgánico y cultural", añadió el cronista meridano.

Margarita Díaz Rubio de Ponce, presidenta de Prohispen, también hizo uso de la palabra durante la inauguración.

"Tanto los Montejo como sus compañeros de conquista se convirtieron, desde su llegada a Yucatán, en ilustres abuelos de los yucatecos, miles de los cuales, de todas las condiciones sociales, descienden de ellos. Entre los presentes a esta ceremonia podría señalar a muchos de ellos. Muchas personas lo saben, y otras no, pero estamos seguros de que a estas últimas les encantaría saberlo", recordó Peón Ancona.

Tras las intervenciones del cronista de la ciudad, el alcalde de Mérida y la presidenta de Prohispen, los asistentes se reunieron alrededor de la estatua para su develación.

El orador recordó numerosos ejemplos de culturas que han rendido homenaje a sus conquistadores: "Con la presente ceremonia se rompe también un histórico tabú: El de erigir un monumento a quienes vinieron a conquistarnos. Se trata de un tabú que las naciones cultas y maduras del mundo rompieron desde tiempo inmemorial. Así, España levanta estatuas a los moros, sus dominadores por 800 años; Francia, Alemania e Inglaterra evocan la memoria del Imperio Romano, que las invadió y las avasalló; Alejandría, la gran metrópoli egipcia, le debe su nombre a Alejandro Magno, su fundador e invasor".

César Bojórquez Zapata, Susana Bustillos Lope de Bojórquez, una mujer no identificada, Margarita Díaz Rubio de Ponce, Juan Francisco Peón Ancona y otra persona no identificada. Detrás de ellos, Reynaldo Bolio Suárez.

"Hoy, en esos lugares, ya nadie se acuerda de la ferocidad de aquellas conquistas, que nunca se hicieron repartiendo violetas. España, en América, tampoco puede ser excluida en esta situación, y hoy sólo se aprecian los legados culturales que les dejaron", indicó.

"Nosotros, los yucatecos, a casi 500 años que nos separan de aquellos sucesos de conquista, ya es hora de que imitemos la actitud de aquellas cultas naciones y valoremos lo que España nos dejó tras conquistarnos... A todos los invito a cantar aquel aire popular que dice: ¡Viva la media naranja, viva la naranja entera!", concluyó el cronista.

Esta placa conmemorativa se encuentra bajo el árbol que adorna el Remate de Montejo.

Las estatuas fueron hechas por el escultor Reynaldo Bolio Suárez.

El proyecto contó con la asesoría histórica de Juan Francisco Peón Ancona, cronista de la Ciudad de Mérida, y el apoyo del Centro Cultural Prohispen, encabezado por la Sra. Margarita Díaz Rubio, además del patrocinio de la familia del Ing. Juan Ramón Rodríguez Jiménez.

El evento se realizó por la mañana, durante el último día de la administración del alcalde panista César Bojórquez Zapata (2007-2010), ante decenas de meridanos que acudieron a atestiguar la histórica develación de las estatuas. (JMRM)

Foto del monumento a los Montejo tomada el 16 de junio de 2010.

0 comentarios:

Publicar un comentario