sábado, 15 de junio de 2013

02:29:00
VILLAHERMOSA, Tabasco, 15 de junio.- El ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier, quedó bajo arraigo con base en una orden del juez Tercero Penal de la entidad tabasqueña por presunto ejercicio indebido del servicio público y peculado, informó  la Procuraduría General de la República (PGR), al explicar que el ordenamiento jurídico se realizó a solicitud de la Procuraduría de Justicia estatal.

En un comunicado de prensa, la PGR aclaró que continúa la investigación que se abrió en la Subprocuraduría Especializada de Investigación en Delincuencia Organizada (SEIDO) en la que aún no se ha determinado la situación jurídica del ex mandatario tabasqueño.

En el documento se señala, que el procurador Jesús Murillo Karam instruyó al comisario de la Policía Federal Ministerial y a un agente del Ministerio Público para que notificaran  al ex gobernador Granier del cambio de su situación jurídica.

En consecuencia, permanecerá bajo custodia de agentes de la Policía Federal Ministerial (PFM) hasta que sea puesto a disposición de la Procuraduría General de Justicia de Tabasco. Su retención le fue notificada en el Hospital Ángeles del Pedregal, en el sur de la ciudad de México, donde se encuentra internado por problemas cardíacos.

Granier a su llegada a la Ciudad de México el martes por la noche.




"La PGR recibió el día de hoy 14 de junio del presente año, el oficio número PGJ/SI/4383 de la Procuraduría General de Justicia del estado de Tabasco, mediante el cual solicita la colaboración de esta Procuraduría para cumplimentar en forma inmediata una orden de arraigo decretada por la Juez Tercero Penal de Primera Instancia del Primer Distrito Judicial del Centro del estado de Tabasco.

"Esto dentro de la causa penal DGI-67/2013 iniciada en contra del señor ANDRÉS RAFAEL GRANIER MELO por los delitos de ejercicio indebido del servicio público y peculado cometidos en perjuicio del erario público del estado de Tabasco", precisó la PGR.

Asimismo explicó que en cuanto a las investigaciones del orden federal, el titular de la PGR dio a conocer que las mismas "se están integrando a partir de los hechos contenidos en la denuncia, las diligencias realizadas hasta este momento, las declaraciones del ex secretario de Finanzas y las propias emitidas por el señor Granier Melo ante el Ministerio Público federal".

Además, se dio a conocer que la vigilancia sobre el ahora arraigado, ha sido permanente desde que éste se presentó a declarar en razón de la existencia previa de una solicitud de localización y presentación de la Procuraduría del estado de Tabasco, en estricto apego a lo que la ley señala.

Persecución: abogados.


Antes la orden de arraigo girada en contra del ex mandatario de Tabasco, su equipo de abogados emitió un comunicado en el que señalan que la solicitud promovida por la Procuraduría de Tabasco "es una muestra fehaciente de la estrategia de persecución del Gobierno de Tabasco hacia el ex gobernador, en una clara violación a sus derechos individuales".

En el documento también se suscribió que el arraigo promovido por la PGJET se da de forma inexplicable antes de las 18:00 de este viernes, fecha y hora en la que Andrés Granier debía comparecer ante las autoridades del estado de Tabasco.

"Lo anterior, es una prueba de la ausencia de un estado de derecho en dicho estado y falta de garantías para el químico Granier. Esta arbitrariedad se combatirá a través de un juicio de amparo, confiando en su obtención y sobre todo, en la justicia federal", señala el documento.

En este contexto, la oficina de prensa de Andrés Granier Melo, informó que como complemento a la demanda de amparo presentada en contra del arraigo y traslado solicitado por la Procuraduría de Justicia del Estado de Tabasco (PJET), la defensa presentó ante el Juzgado de Distrito y la Procuraduría General de la República (PGR), el certificado médico que expide el Dr. Juan Carlos Peláez Piedrahita, cardiólogo del Hospital Ángeles de la Ciudad de México y encargado del cuidado médico del químico Granier.

El certificado presentado para los efectos legales a los que haya lugar, certifica que de trasladar al químico Andrés Granier fuera del hospital su vida correría un enorme riesgo, dadas las condiciones médicas en las que se encuentra. Asimismo, el doctor Juan Carlos Peláez Piedrahita señala que se deslinda de cualquier responsabilidad en caso de intentar movilizarlo.

En las primeras horas de ayer, Granier Melo fue internado en la Unidad Coronaria del Hospital Ángeles del Pedregal, tras sentirse mal. Su abogado Eduardo Luengo Creel rechazó que la hospitalización sea una estrategia jurídica, ya que en la PGR durante su revisión médica comprobaron que sufre de hipertensión arterial. (Crónica)

0 comentarios:

Publicar un comentario