lunes, 18 de febrero de 2019

03:56:00
Pedro Echeverría V.

El capitalismo sí es una dictadura: la lucha anticapitalista es la libertad

1. La gente tonta repite y repite los que los empresarios y la derecha le ordenan a los medios de información que difundan. Los gobiernos venezolanos de  Hugo Chávez y luego de Nicolás Maduro son producto de varias elecciones legales y vigiladas internacionalmente que, podría demostrarse, las más limpias de América; pero así como se ha comenzado a decir que el presidente López Obrador de México (con abrumadora votación) es un autoritario y se convertirá en “dictador”, lo mismo sucedió con Fidel Castro y luego con Chávez y Maduro que al no someterse u obedecer a los empresarios de sus países, se les comenzó a calificar de “dictadores”. La pobre gente tonta, sin un grado de inteligencia, se dedicó –como siempre lo hace- a repetir lo que escucha.

2. Desde que asumió López Obrador la jefatura de gobierno de la CDMX en el año 2000, sufrió un desprestigio y luego un desafuero porque no acató disposiciones ridículas de la Corte; luego nunca más pudo despojarse del calificativo de autoritario, de impositivo, porque continuó criticando a las “instituciones” y a la televisión. Los empresarios y los medios inmediatamente determinaron que López Obrador era un “dictador en potencia” porque no se sometía a los dictados tradicionales de gobierno. Inmediatamente los “intelectuales orgánicos”, es decir, los sometidos al gobierno y al capital, comenzaron a trabajar contra AMLO buscando desprestigiarlo. Lograron derrotarlo electoralmente en 2006 y 2012; pero en 2018 se la pelaron y sufren angustiosamente.

3. ¿Pero, qué es ser dictador? En política el dictador: a) llega al poder por un golpe de Estado, generalmente apoyado por el ejército y los EEUU, b) asesina a luchadores sociales y al pueblo, c)gobierna descaradamente a favor de los empresarios, d)se viste muchas veces con traje militar, e) para derrocarlo debe intervenir masivamente el pueblo. En conclusión, un dictador es el que gobierna para las minorías de ricos. Lo contrario es el gobierno del pueblo: a) desobedece a los ricos multimillonarios y gobierna para los pobres, b) obliga a los ricos a pagar impuestos, pagar buenos salarios y a dividir sus riquezas con el pueblo; c) No se somete a los EEUU ni a ningún gobierno y se opone a cualquier invasión o saqueo de países débiles por el imperio.

4. También se dice que “dictador” es el que permanece en el gobierno más de cuatro u ocho años porque son los años que impuso la llamada “democracia yanqui/europea”. En el mundo hay más de 50 países donde los gobernantes, incluso reyes, llevan más de 40 o 50 años gobernando y a muchos les llaman dictaduras y a otros no, según conveniencia. La realidad es que no es el número de años de un gobernante, sino a favor de quien gobierna.  Por ejemplo nunca se dijo que el PRI que gobernó de 1929 a 2000 era una “dictadura” ni tampoco se habló de que era la dictadura de clase de la burguesía porque siempre sirvió a la clase empresarial y al imperialismo; por el contrario dado de Fidel Castro, Chávez, Maduro, siempre estuvieron contra los yanquis, los coronaron con esa estupidez.

5. Yo me considero enemigo público de la desigualdad y todos los gobiernos y pienso que los pueblos se pueden autogobernarse comunitariamente sin jefes; sin embargo, dado que estoy en estos tiempos tengo la obligación, como militante de la extrema izquierda y como ser humano, de apoyar (aun críticamente) a aquellos gobiernos que hagan o se acerquen más a los intereses de los explotados y oprimidos. Por ello apoyé a Allende, a Castro, a Chávez, apoyo a Maduro y a López Obrador, así como a todos los luchadores antiimperialistas del mundo. Así que no hay que estresarse mucho por aquel calificativo de “dictador”; la realidad es que es ideológico. No debe olvidarse que los yanquis dijeron: “Batista, Trujillo, Somoza, son dictadores, pero son nuestros dictadores”.

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario