lunes, 12 de noviembre de 2018

06:50:00
PARÍS, 12 de noviembre de 2018.- Una anciana francesa ha protagonizado una de las anécdotas más divertidas que ha dejado la conmemoración del cien aniversario del final de la Primera Guerra Mundial. La señora, que conversaba con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se acercó a la canciller de Alemania, Angela Merkel, y le preguntó si ella era «la mujer de Macron».

«¿Es usted la mujer de Macron?», pregunta la anciana, de 101 años, a Merkel. La canciller se acerca a ella, e intenta aclarar la situación: «Canciller, Alemania», le repite varias veces en francés. A su lado, el mandatario francés sonríe y pide a la señora que mire a la cámara, ya que les van a hacer una fotografía.
(FranceInfo)

Antes de ese curioso momento, la anciana había charlado con el mandatario, que se había acercado a conversar con ella: «¡Señor Macron! ¡No es posible! ¡Una mujer como yo, estrechando las manos del presidente! Es fantástico. ¡No me haga llorar!», le comentó, emocionada. (ABC)

0 comentarios: