jueves, 15 de noviembre de 2018

18:53:00
MÉRIDA, Yucatán, 15 de noviembre de 2018.- Con el respaldo de su bancada, la diputada local Kathia Bolio Pinelo propuso hoy que se modifique la ley para que las escuelas públicas y privadas establezcan protocolos escolares de emergencia ante cualquier incidente que pudieran sufrir los estudiantes.

Desde la máxima tribuna del Estado, la legisladora indicó que la Secretaría de Seguridad Pública puede ser la encargada de capacitar al personal escolar y la Secretaría de Educación, inspeccionar que se cumplan y apliquen estos protocolos.

Diputada Kathia Bolio Pinelo.

—Los protocolos escolares de emergencia permiten a la comunidad escolar reaccionar correctamente frente a una situación de riesgo, una emergencia inminente o declarada, de modo que cada escuela es responsable de definir qué protocolos implementar basados en su propia realidad, historia, riesgos y amenazas —sostuvo.

De acuerdo con la diputada panista, es de suma importancia que las escuelas de todos los niveles educativos se encuentren al día con esta clase de protocolos y también es necesario que la autoridad educativa estatal sea vigilante de ello, así como de su respectiva aplicación.

La diputada Bolio Pinelo indicó también que los directores que están al frente de los planteles educativos tienen la responsabilidad de garantizar la seguridad de sus alumnos y que ello "no es tarea fácil, por lo que es pertinente que quienes ocupen estos cargos tengan la capacidad y la preparación para afrontar cualquier situación de emergencia que se origine de forma intencional, accidental o inclusive por negligencia contra cualquier alumno".


Caso personal


En ese sentido, recordó que hace dos meses su hija María del Mar, de 10 años de edad y quien no habla, desapareció de su escuela durante una hora porque fue entregada por equivocación por su propia monitora a una persona extraña que se encontraba en la puerta de la institución.

Esa misma persona devolvió a la niña a la institución cuando se dio cuenta que le habían solicitado por error un servicio de transporte a través de una aplicación.

—Yo ya había dado instrucciones a la dirección de la escuela, a la maestra y a la monitora de que mi hermana iría a la hora de la salida por mi hija, pero hicieron todo lo contrario, cometieron una falta grave, una negligencia que puso en riesgo la vida de mi niña.

—Fueron casi 60 minutos que estuvo desaparecida María del Mar y durante ese tiempo ni la directora ni la maestra ni la monitora dieron aviso a las autoridades ni implementaron ningún protocolo escolar de emergencia para recuperar a mi hija. Fuimos nosotros sus padres y su familia quienes dimos aviso a la policía.

—Hasta la fecha, la directora dice que no sucedió absolutamente nada, que fue solamente un mal entendido y que no sabe aún porque mi hija ya no estudia más en su escuela —aseveró.

La legisladora panista reiteró que cada institución educativa es diferente y que posiblemente tendrán diferentes protocolos de seguridad, "pero en lo que deben coincidir siempre es en el mismo objetivo: garantizar y salvaguardar la vida de sus estudiantes".

0 comentarios: