jueves, 11 de enero de 2018

22:13:00
ROMA, 11 de enero de 2018.- Su nombre es Shigeharu Shirai, tiene 72 años y es el ex jefe de la Kodokai, una pandilla afiliada a la mafia japonesa Yakuza. Hoy fue capturado en Tailandia después de catorce años de inacción. Había escapado de Japón en 2003 después de quedar en la mira de la policía, que sospechaba que había disparado y matado a otro gángster, Kashihiko Otobe, vicejefe de la pandilla rival, Kamiya.

En la misma investigación, otros 7 miembros de la Yakuza fueron detenidos y resultaron con sentencias de 12 a 17 años. En cambio, Shirai logró escapar, viviendo de incógnito en el país del sudeste asiático, sobreviviendo gracias al dinero de la Yakuza que le era entregado en persona dos veces al año.
El jefe de la Yakuza Shigeharu Shirai arrestado por la policía tailandesa. (ansa)

Hasta que un día de agosto, una foto de él con la intención de jugar una partida de ajedrez desnudo, tomada por un admirador que quedó impresionado por sus tatuajes, terminó en Facebook. Una vez publicada en la red social, se ha compartido más de 10 mil veces, captando también la atención de las autoridades que luego la utilizaron para rastrear al criminal, también famoso por su dedo meñique cortado.

Aunque hoy en día es una práctica bastante rara, en Japón los mafiosos más viejos se tatuaban el cuerpo para obstruir a la policía, ya que ésta usaba tatuajes para marcar a los criminales, en una práctica conocida como "bokkei".

Después de cinco meses de investigación, Shirai finalmente fue arrestado mientras deambulaba por las calles del centro de Lopburi, una ciudad al norte de Bangkok. Él inmediatamente confirmó ser el famoso jefe, pero no admitió el asesinato por el cual ha sido investigado. A falta de un pasaporte válido y una visa, fue arrestado por cruzar ilegalmente la frontera. Será repatriado a Japón, donde tendrá que enfrentar a la justicia. (Riccardo Liberatore / Repubblica)

0 comentarios: