jueves, 11 de enero de 2018

09:36:00
CIUDAD DEL VATICANO, 11 de enero de 2018.- El papa Francisco se reunirá con dos víctimas de la dictadura militar chilena y no descarta un posible encuentro privado con víctimas de abusos sexuales clericales durante su próximo viaje, informó el jueves el Vaticano.

El portavoz vaticano Greg Burke hizo los comentarios al anunciar detalles del viaje del 15al 21 de enero a Chile y Perú. Será el 22do viaje de Francisco al exterior y el sexto a Sudamérica, su continente natal.

El encuentro con dos víctimas del régimen de Augusto Pinochet tendrá lugar el 18 de enero en la Iquique, una ciudad del norte chileno. Burke no dio detalles pero dijo que le darían una carta a Francisco.

El papa Francisco saluda a los fieles a su llegada al Salón Paulo VI para una audiencia general semanal en El Vaticano, el miércoles 10 de enero de 2018. (AFP)

Se le preguntó si Francisco se reuniría con víctimas de abuso. Burke dijo que no se había planeado alguna reunión, "pero eso no significa que sea imposible".

Dijo que esas reuniones conviene realizarlas en privado y que era "claramente un tema importante" en Chile, donde el escándalo ha dañado seriamente la credibilidad de la Iglesia católica.

Esta semana, la base de datos online www.BishopAccountability.org dijo que había encontrado 78 sacerdotes o miembros de órdenes religiosas acusados con fundamento o condenados por abuso de menores.

Francisco ha realizado encuentros no anunciados en el Vaticano y en Estados Unidos con víctimas de abusos, pero varios sobrevivientes han puesto en entredicho el cumplimiento de su compromiso de "tolerancia cero" para los abusos.

Aunque nunca tuvo que afrontar la crisis de abusos en su Argentina natal, el pontífice conoce profundamente la experiencia de la región con las dictaduras militares de las décadas de 1970 y 1980. El primer papa latinoamericano era el superior de los jesuitas argentinos durante la "guerra sucia", cuando la junta militar causó la muerte o "desaparición" de miles de presuntos izquierdistas.

En el vecino Chile, donde un cruento golpe militar elevó al general Pinochet al poder, unas 40.000 personas fueron asesinadas, encarceladas o torturadas por razones políticas. El gobierno calcula que 3.095 personas fueron asesinadas, cifra que incluye a 1.200 desaparecidos.

Francisco hizo su noviciado jesuita en Chile en la década de 1960 y algunos clérigos están entre sus amigos íntimos y colaboradores.

Su objetivo al visitar Chile y Perú es resaltar la situación de los pueblos indígenas y del delicado ecosistema amazónico. (Nicole Winfield / AP)

0 comentarios: