martes, 19 de diciembre de 2017

14:57:00
MÉRIDA, Yucatán, 19 de diciembre.- En días previos a esta Navidad 97 ciudadanos y ciudadanas de la colonia Plan de Ayala Sur recibieron del Ayuntamiento de Mérida un apoyo que les ayudará a salir adelante: insumos y capacitación para el oficio de urdido de hamacas, y con ello, generar ingresos permanentes para sus familias y, al mismo tiempo, conservar las tradiciones de Yucatán.


Los beneficiarios se sumaron a los mil 402 desde el inicio del programa, el pasado 24 de noviembre, han recibido los apoyos de manos de la directora de Desarrollo Social Cecilia Patrón Laviada y se incorporaron a la vida productiva con la elaboración de este artículo típico y básico para las familias meridanas y yucatecas, haciendo un total de mil 499.

Estos apoyos consisten en bastidores, hilos y agujas, así como capacitación que se han entregado a familias de las comisarías de San José Tzal, Sierra Papacal, Dzununcán, Caucel, Molas, San Pedro Chimay, Komchén, Chablekal y Cholul, además de la colonia Plan de Ayala Sur.

El objetivo de este programa es fomentar la participación de los ciudadanos de las zonas rurales y marginadas del municipio en actividades productivas, es decir, fomentar un oficio a través de los cursos de urdidos de hamaca para que las familias logren un ingreso económico y alcancen su desarrollo personal.

Adicional a ello, a través del rescate de la actividad del urdido de hamacas se pretende que no se pierda entre la población la tradición de esta labor y la meta es atender las 47 comisarías y subcomisarias del Municipio, entregando 5 mil paquetes de apoyos de equipo e insumos.

Al respecto, Cecilia Patrón comentó que no les estamos dando el pescado, sino las herramientas para pescar. “Este tipo de programas sociales nos dan grandes satisfacciones, pues a través de ellos y más allá de dádivas momentáneas, otorgamos a las familias meridanas herramientas para salir adelante por sí mismas y que este beneficio les dure para toda la vida. Aprender un oficio es un apoyo permanente”.

La inversión en Urdiendo Esperanzas a la fecha es de casi un millón y medio de pesos y con él se aplica el eje rector de Mérida Equitativa y Solidaria, pues se conforman grupos de productores organizados que desarrollan su potencial, con capacitación, asesoría técnica y seguimiento en colonias y comisarías.

Al respecto, el jefe del Departamento de Fomento Productivo y responsable del programa, Marco Novelo Rivero dijo: “Este proyecto de trabajo social comunitario surgió para que las familias de las comisarías y colonias, conserven y continúen las costumbres y tradiciones. Es una manera de encontrar espacios de convivencia entre sus integrantes para fortalecer el tejido social. (Boletín)

0 comentarios: