martes, 19 de diciembre de 2017

14:54:00
Edith Gómez

Es común que la mayoría de los emprendedores quieran saberse todas las lecciones de la vida para ser exitosos. Sin embargo, por mucho esfuerzo que algunos inviertan, no todos lo logran.


Vale destacar que cada emprendedor tiene características que le hacen ser auténticos, sin embargo, poseen ciertos rasgos que les hacen ser similares, especialmente aquellos que son realmente exitosos. Pero, hay emprendedores que realmente piensan que con cualquier tipo de acción pueden de verdad atraer clientes, cuando en realidad esto no funciona de esta manera.

Todo esto es importante ya que mientras más conozcas tus fortalezas, estarás más preparado para que tus negocios tengan más probabilidades de perdurar y ser exitoso. Es necesario que conozca qué clase de emprendedor eres para que puedas continuar trabajando en tus puntos fuertes y ser cada día mejor. 

A continuación, te presentaremos algunos tipos de emprendedores para que logres identificarte con alguno de ellos y empezar a desarrollar tus potencialidades.

Tipos de emprendedores

1- Los calculadores: no dan un paso sin haberlo pensado cuatro veces antes, suelen tener un carácter severo y una personalidad caracterizada por la frialdad. Todo el tiempo están concentrados en ir por delante de la competencia. 

2- Los que buscan las oportunidades: este tipo de emprendedor trata de acaparar todas las oportunidades que se le puedan presentar. Siempre busca estar en el sitio y el momento oportuno, tratando de lograr los objetivos que persigue su empresa.

3- Los expertos: son aquellos emprendedores que entran a formar parte de una empresa y suelen durar en ella muchos años, por lo que adquieren muchos conocimientos, así como experiencia, y esto les hace convertirse en expertos. Suelen ser muy buscados, cuando se trata de crear estrategias rudas para ir por delante de la competencia. 

4- Los ingeniosos: o aquellos que siempre buscan destacar por incorporar novedades a sus servicios u ofrecer productos realmente atractivos, utilizando para ello de toda la tecnología que disponen. Estos emprendedores suelen agregar un aire de frescura a las empresas para las cuales trabajan. Debido a sus innovaciones son capaces incluso de abrir nuevos espacios en el mercado. Sin embargo, suelen requerir el apoyo de otros emprendedores, como los tradicionales o expertos, para conseguir que sus productos lleguen a las personas.

5- Los tradicionales: usualmente, les toma trabajo adoptar medidas innovadoras, sino que consideran que al añadir algunas características a un servicio o producto ya por sí sólo se venderá. No suele innovar, sino que busca permanecer en mercados que ya son conocidos y trabajar con productos que ya son populares en el consumo de las personas. Convencerles para que incorporen un nuevo producto al mercado suele costar un poco de trabajo.

6- Los que simplemente revenden: sin agregar ninguna mejora a los productos, ni innovar en ningún aspecto, sino que suelen buscar los productos de los otros emprendedores para ellos venderlos. Sus negocios suelen ser los de botiquerías, tiendas para la venta de ropa, librerías, supermercados, entre otros. Para vender, suelen dirigir su atención a los precios, los cuales deben ser competitivos, en crear un nicho muy particular u ofrecer cursos de capacitación para lograr atraer más personas. 

7- Los que venden habilidades: basados en las necesidades que puedan tener sus clientes como, por ejemplo, aquellos de decoración, de reparación de artefactos, centros de belleza, floristerías, venta de comida, electricidad, entre otros. Básicamente, están enfocados en vender a partir de lo que saben, es decir, sus habilidades, y este tipo de negocios les resulta ideal puesto que requiere de poco capital para comenzar.

8- Los que venden nuevas tecnologías: y si ellos las crean, mucho mejor, como por ejemplo hacer nuevas aplicaciones, o agregar mejoras a las existentes. Ofrecer servicios relacionados con Internet, vender sus productos en tiendas virtuales, u ofrecer ideas innovadoras para hacer publicidad, basadas en el uso de la tecnología, ya que este suele ser su punto fuerte.

9- Los que ofrecen consultorías: estos son similares a aquellos emprendedores que venden servicios, sólo que, al ser especialistas, suelen ofrecer en venta todos sus conocimientos. Es por ello que se les ve ofreciendo asesorías, siendo consultores para las pymes, trabajando en centros para capacitación profesional, coach, entre otras opciones. Algunas veces, por ser expertos en un tema, sus honorarios suelen ser elevados, sin embargo, lo mejor de esta opción es que pueden crear una agenda y trabajar con menos presión que otro tipo de emprendedores.

Si ya has identificado qué tipo de emprendedor eres, entonces en momento para que empieces a trabajar en tus fortalezas, reducir tus debilidades, y sacar el máximo partido a todas tus habilidades o conocimientos.

0 comentarios: