miércoles, 18 de octubre de 2017

19:57:00
EGIPTO, 18 de octubre.- La civilización egipcia fue una de las más poderosas y resplandecientes del mundo antiguo, sobretodo en la época de los grandes faraones; aún así, como todo, llegó un momento en el que colapsó. Muchos historiadores le han atribuido la caída a las invasiones romanas y mal gobierno por parte de Cleopatra, más preocupada por arrebatarle el poder a su hermano que por gobernar.


Si bien, esto no está a discusión, un nuevo estudio ha dado con el suceso que puso en bandeja de plata al Antiguo Egipto de los ataques extranjeros.

Según una investigación de la Universidad de Yale, una explosión volcánica sería el origen del fin del esplendor egipcio. Antes de que tengas una idea equivocada, no es que un volcán hiciera explosión en el Sahara o algo así; más bien, el desastre natural habría sucedido al otro lado del mundo, más cerca del territorio americano que africano; no obstante, fue tan potente que alteró el clima a nivel mundial.

Lo que sucedió es que una enorme nube de polvo y ceniza provocó que no hubiera monzones durante unos años; lamentablemente para los antiguos egipcios, necesitaban esa caída extrema de lluvia para que el Nilo subiera su nivel, y ellos pudieran realizar sus actividades económicas y de cultivo. 

Al no haber monzones, el Nilo se mantuvo su cauce, luego entonces, no se pudo cultivar en mucho tiempo; a la postre esto significó escasez de alimento y hambruna. La situación resultó insostenible al poco tiempo, con revueltas por parte de una comunidad, literalmente, muerta de hambre. Cosa que no mejoró debido al mal gobierno de la emperatriz y que dejó todo puesto para la entrada de los generales romanos. (SDP Noticias con información de Gizmodo)

0 comentarios: