miércoles, 18 de octubre de 2017

20:14:00
Pedro Echeverría V.

1. Muerto Lenin en 1924, unos dos años después se armó en Rusia una gran polémica entre los dos principales herederos del poder: Stalin defendía que el socialismo se podría construir en un solo país (Rusia) y Trotsky decía que el socialismo es un sistema mundial y sólo se podría construir entre varios países. Esta polémica y otras llevaron a la confrontación aguda y Trotsky fue expulsado del partido y de Rusia; en 1940 asesinado en México. También los mencheviques habían dicho lo mismo en 1917, antes que Lenin y los bolcheviques arrebataran el gobierno a la burguesía de Kerenski. Dijeron que la revolución se burocratizaría e iría al fracaso. ¿Han cambiado las condiciones para China después de 100 años?

2. Rusia, China y Cuba, dueñas cada una de grandes revoluciones en 1917, 1949 y 1959 –que llegaron a bautizarse como “socialistas”- acapararon mi atención y apoyo, desde los 19 años de edad. No se podía ser izquierdista sin conocer bien la historia de las revoluciones, en particular de México y de esos tres países. Así que desde entonces viví con esas cuatro revoluciones siendo profundamente crítico de la mexicana, apoyando a las otras tres, pero sin dejar de ser crítico también de ellas. He profundizado tanto mis investigaciones sobre sus cambios, que llegué a la conclusión de que jamás fueron socialistas porque el trabajo asalariado no desapareció a pesar de los buenos deseos y la buena voluntad de sus dirigentes.

3. El presidente de China, Xi Jinping, prometió hoy miércoles 18, “construir un “país socialista moderno” para una “nueva era” que será orgullosamente china, gobernado con determinación por el partido pero abierto al mundo”. Habló de “un partido gobernante que sirve como vanguardia” en cualquier tema, desde defender la seguridad nacional a ofrecer una guía moral para los ciudadanos. Xi señaló que China “relajará” o ablandará el acceso a los mercados para la inversión extranjera, que ampliará el acceso a su sector de servicios y profundizará la reforma orientada al mercado de su sistema del tipo de cambio y financiero, fortaleciendo además las fuerzas estatales; además de hacer frente al cambio climático.

4. En 2035 China sería absolutamente moderna, convirtiéndose en una de las naciones más innovadoras del mundo, con una reducción significativa en la brecha de ingresos entre los residentes urbanos y rurales y sus problemas medioambientales fundamentalmente eliminados, señaló Xi, pasando a ser en 2050, una "sólida potencia, socialista y moderna". . "Debemos apoyar y mejorar firmemente el liderazgo del partido y hacer que el partido sea aún más fuerte", dijo respecto al socialismo de China. El combate radical a la corrupción ha llevado más de un millón de funcionarios castigados y decenas responsables de alto rango en la cárcel.

5. En 1949, dirigida por Mao Tse tung (hoy Mao Zedong), triunfó la gran revolución campesina china. Estuvo rodeada de grandes esfuerzos en esa nación entonces de alrededor de 600 millones de habitantes defendiéndose del imperio japonés y yanqui. Más adelante, a partir de la década de los sesenta, para combatir al imperio yanqui por su invasión a Vietnam, vendría un gran debate ideológico chino/soviético, es decir, de los dos principales países llamados “socialistas”. Luego en 1966 surgiría la “revolución cultural china” ultra radicalizada contra la cultura capitalista y los soviéticos seguidores. En 1976 moriría Mao y un grupo de seguidores radicales, dando pie al surgimiento del ideólogo Deng Xiaoping

6. Desde 1978 comienza a hablarse de la construcción de un “moderno socialismo” baja la dirección del Partido Comunista China. Entre todos los estudiosos se ha concluido que lo que se construye en China es un sistema plenamente capitalista de mercado, de acumulación de capital, de explotación del trabajo de comercio internacional y de competencia de mercados. Sin embargo los funcionarios chinos continúan diciendo que se construye un “socialismo moderno” que le han puesto fechas. Yo poseo gigantescas dudas, pero he estado revisando materiales que me permitan conocer más la situación. Incluso me he propuesto viajar hacia allí.

7. Dicen orgullosos: "El socialismo con peculiaridades chinas sí es socialismo; es decir, no importa cómo se efectúe la reforma y la apertura. China siempre persistirá en el camino, en el sistema teórico y en el sistema del socialismo con peculiaridades chinas, y persistirá en los requerimientos básicos planteados por el XVIII Congreso Nacional del Partido para conquistar nuevas victorias del socialismo con peculiaridades chinas. De perderlos, el socialismo dejaría de existir". Insisten: “'la esencia del socialismo consiste en liberar las fuerzas productivas, desarrollar las fuerzas productivas, eliminar la explotación, erradicar la bipolarización entre la riqueza y la pobreza y alcanzar finalmente a la prosperidad común'". (18/X/17)

0 comentarios: