lunes, 2 de octubre de 2017

16:52:00
ESTADOS UNIDOS, 2 de octubre.- Más de 19 rifles y cientos de cartuchos fueron hallados en el cuarto que había ocupado el atacante de Las Vegas en el hotel Mandalay Bay. Además, las fuerzas de seguridad hallaron en su vivienda otro arsenal de guerra: fusiles de asalto, pistolas automáticas, maxicargadores y más municiones.

La policía de Las Vegas actuó de inmediato (foto: Ethan Miller/Getty Images/AFP)

Así lo informó The New York Times en su edición online. Detalló también que entre las armas había rifles de asalto AR-15 y que el atacante, llamado Stephen Paddock, utilizó un martillo o una maza para romper las ventanas desde las que se asomó para disparar.

Mientras tanto, en Estados Unidos se imponía la polémica sobre cómo fue posible para el atacante ingresar tantas armas y municiones a un resort. Se cree que puede haberlo hecho en etapas desde que ingresó a la habitación, en el piso 32, el jueves pasado.

Según las primeras reconstrucciones de especialistas, Paddock disparó a un ritmo de diez proyectiles por segundo gracias a un dispositivo de "gatillo de manivela" que permite disparar hasta 700 balas por minuto.

El ataque

Paddock fue el autor el peor ataque en la historia de Estados Unidos, cuando disparó de manera indiscriminada contra miles de personas que participaban de un festival de música en Las Vegas y causó al menos 58 muertos y 515 heridos, según la policía local.

Según determinó la investigación, el atacante, que fue abatido, tenía 64 años, era contador, no tenía hijos y estaba divorciado hace 30 años.

En una primera conferencia de prensa, el jefe de la Policía Metropolitana, Joe Lombardo, informó que "a través de la investigación logró determinarse que los disparos procedían del piso 32 del Mandalay Bay, así que los agentes acudieron, se enfrentaron al sospechoso en ese lugar y actualmente está muerto".

La matanza se inició anoche, poco después de las 22 (las 2 de la mañana de hoy en la Argentina), en momentos en los que miles de asistentes presenciaban el cierre del festival de música "Route 91 Harvest".

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) la reivindicó luego como propia por medio de la agencia de noticias Amaq. Poco después, sin embargo, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) descartó cualquier vínculo de ningún grupo terrorista extranjero con el tiroteo ocurrido.

"No existe ningún vínculo conocido entre el tirador y ningún grupo extranjero conocido", señaló un portavoz del FBI durante una rueda de prensa celebrada en la ciudad. (La Nación / AFP / DPA)

0 comentarios: