miércoles, 17 de mayo de 2017

15:21:00
CIUDAD DE MÉXICO, 17 de mayo de 2017.- La gigante estadounidense ExxonMobil anunció que planea invertir unos 300 millones de dólares en México en los próximos 10 años en logística, productos y mercadotecnia para suministrar combustible y otros productos a segmentos de mayoreo, menudeo, industrial y comercial.

La petrolera, que hasta diciembre tuvo como director ejecutivo al ahora secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, informó que abrirá su primera estación de gasolina en la región central de México en el segundo semestre del 2017 y, posteriormente, inaugurará más en el transcurso del año.

“La reciente reforma energética presenta una oportunidad única en el mercado mexicano para ayudar a satisfacer la creciente demanda de combustibles y un servicio más competitivo”, indicó Martin Proske, director de combustibles de ExxonMobil México, citado en un comunicado.


Precisó que la empresa evalúa desde comprar gasolina a la petrolera estatal mexicana Pemex y agregarle su propio aditivo hasta importarla a través de barco o tren.

El Gobierno mexicano abrió hace un año la importación de gasolina y diésel, una actividad que era exclusiva de Pemex, que tuvo el monopolio de los hidrocarburos hasta la entrada en vigor de la reforma energética aprobada durante la gestión del presidente Enrique Peña Nieto.

Otras petroleras internacionales han dicho que planean abrir estaciones de servicio en México, donde hay unas 11 mil 400 gasolineras.

BP inauguró en marzo su primera estación en la Ciudad de México y anunció que planeaba abrir mil 500 en el próximo lustro.

Si bien las franquicias de Pemex aún dominan el sector de combustible al por menor, varias otras compañías han anunciado planes para entrar al mercado, incluyendo a la cadena de tiendas de conveniencia Oxxo de FEMSA y a Gulf Oil. (Reuters)