miércoles, 17 de mayo de 2017

13:08:00
MÉRIDA, Yucatán, 17 de mayo de 2017.- Movimiento Ciudadano considera que la magnitud del daño a diversas vialidades recién asfaltadas desnuda la incapacidad del Gobierno del Estado para procurar seguridad a los habitantes de la capital yucateca y a su patrimonio.

Y es que el programa Escudo Yucatán, dependiente de la Fiscalía General del Estado y la Secretaria de Seguridad Pública, para el cual se destinó un recurso de, por lo menos, mil 500 millones de pesos, está fallando en su objetivo de dar mayor seguridad.

Calle vandalizada en la Avenida Yucatán.

Los actos delictivos de quienes han esparcido químicos en unas 50 calles y avenidas para afectar el patrimonio ciudadano ha superado la capacidad de operación del programa Escudo Yucatán, anunciado hace un año, cuando el gobernador Rolando Zapata Bello justificó su arranque: “Queremos estar un paso adelante […] no podemos esperar a que algo pase para entonces reaccionar”.

En este contexto, resulta inverosímil que el equipo tecnológico como cámaras de videovigilancia y numerosas patrullas, entre otros, no resulte suficiente y que no cuenten con personal debidamente calificado para frenar actos delincuenciales como los que en los últimos días asuelan a Mérida.

Al no castigar a quienes han cometido esos ilícitos, orquestados por propios o extraños, el Gobierno del Estado es responsable de ellos al fomentar la impunidad y extender la zozobra.

Movimiento Ciudadano afirma que Yucatán es uno sólo, y es corresponsabilidad de los gobiernos estatal, municipal y los ciudadanos hacer lo que le compete a cada uno, para salvaguardar el patrimonio público que es orgullo de todos.