sábado, 15 de abril de 2017

17:41:00
ALICANTE, España, 15 de abril de 2017.- La Guardia Civil ha detectado la entrada por el aeropuerto de Alicante-Elche de una nueva droga cannabinoide sintética, apenas conocida hasta el momento y cuyos efectos en un gramo son 80 veces más potentes que las de un gramo de cannabis tradicional, según indican en un comunicado.

El cannabinoide sintético es llamado Spice. El psicoactivo, que se estima que lo consuman entre el 90 y el 95% de los mendigos de la urbe, produce unos efectos hasta 80 veces más potentes que la marihuana y una adicción similar a la que genera la heroína.

Importada desde China en estado líquido para, luego, ser solidificada y fumada, esta droga, que fue ilegalizada en Reino Unido en diciembre del año pasado, provocó 58 incidentes el fin de semana pasado sólo en el centro de la ciudad, según los últimos datos publicados por la policía local de Manchester.

Un agente de la Guardia Civil inspecciona los paquetes con la droga. (El Mundo)

A pesar de que los cannabinoides sintéticos se detectaron hace más de una década en el país británico, la dificultad que existe para que la legislación avance a la misma velocidad que la aparición de nuevas sustancias limita mucho las posibilidades de intervención policial.

"Hay personas que me han contado que, a pesar de que han consumido durante los últimos dos o tres años, para ellos no han sido más que unos meses", ha explicado Robert Ralphs, criminólogo de la Manchester Metropolitan University e investigador sobre los efectos que la droga está teniendo sobre la ciudad, en una entrevista para The Guardian.Esa capacidad para perder la noción del tiempo ha hecho que la ola de consumo que está viviendo Reino Unido se haya extendido no sólo a las personas sin hogar sino también a los presidiarios, que se aprovechan de que por el momento esta sustancia no se detecta en los test anti drogas que les practican en prisión.

La droga entraba a España a través del aeropuerto alicantino, en envíos aéreos de paquetería desde Hong Kong y camuflada en paquetes de café. Tras realizar una entrega controlada de dichos paquetes, la Guardia Civil ha detenido a los destinatarios del envío, dos hombres de nacionalidad inglesa, de 36 y 37 años y vecinos de El Campello, quienes ya han ingresado en prisión por un delito contra la salud pública.


Durante la operación se ha intervenido un total de 12.200 gramos de esta sustancia que, una vez procesada y distribuida en dosis, se estima que hubiera alcanzado el valor de 3,5 millones de euros.

La operación se inició a mediados del pasado marzo, cuando agentes de la Guardia Civil de la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI) del Aeropuerto de Alicante-Elche constataron la presencia de unos envíos que, tras su análisis de riesgo, se consideró que podrían ser susceptibles de portar algún tipo de sustancia estupefaciente. Se comprobó, en colaboración con el Servicio de Aduanas de dicho Aeropuerto, que los citados envíos, procedentes de Hong Kong, llevaban unas bolsas ocultas y mezcladas con otras bolsas que contenían golosinas, todo ello dentro de unos paquetes de café. Los paquetes iban dirigidos a una dirección de El Campello, concretamente a un bar frecuentado por la comunidad inglesa de dicha localidad.

De las muestras obtenidas de la sustancia encontrada se obtuvo como resultado que se trataba de un fuerte cannabinoide, de elaboración sintética y de potentes efectos en el organismo humano.

Tras constatarse el grave peligro que puede suponer esta sustancia, la Autoridad Judicial de Elche autorizó la entrega vigilada de los paquetes para poder detener a los destinatarios de esta nueva droga.

Se estableció una primera vigilancia en las inmediaciones del bar que figuraba como destino de los paquetes, dando como resultado la detención de un hombre de nacionalidad inglesa, de 36 años, en el momento justo en que se disponía a recogerlos. Dos días después se detuvo a otro ciudadano inglés, de 37 años, en el Aeropuerto de Alicante-Elche, cuando se disponía a huir de la justicia española. (EFE)