sábado, 15 de abril de 2017

17:07:00
CIUDAD DE MÉXICO, 15 de abril de 2017.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó este día el asesinato del periodista Maximino Rodríguez Palacios y solicitó a la Secretaría General de Gobierno de La Paz, Baja California Sur, “implementar las medidas cautelares necesarias para proteger la seguridad de los familiares del periodista”.

En un comunicado, el organismo dio a conocer que el personal de la Oficina Foránea de esta Comisión ya inició con las primeras diligencias.

De igual manera, personal del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos se desplazó a la Paz para “conocer la carpeta de investigación” y platicar con las autoridades encargadas.

Max Rodríguez (centro) en imagen tomada de su perfil de Facebook.

“Personal del Programa de Agravios a Periodistas y Defensores Civiles de Derechos Humanos de este Organismo Nacional se trasladó a La Paz, con el fin de conocer el estado de la carpeta de investigación iniciado para tal efecto y comentar con el personal ministerial la necesidad de realizar acciones inmediatas para dar con los responsables”.

El organismo dio a conocer que, en coordinación con la Subprocuraduría de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República (PGR), convocará en los próximos días a las fiscalías o unidades especializadas en libertad de expresión de los gobiernos de los estados para realizar un protocolo que les ayude a combatir las agresiones contra periodistas.

“[Se convocó] a un encuentro que permita conocer e intercambiar buenas prácticas tendentes a abatir la impunidad en las agresiones contra periodistas, con el objetivo de buscar uniformidad para hacer efectivo el derecho humano a la procuración de justicia.

En una entrevista otorgada el 6 de diciembre de 2016, el reportero del medio Colectivo Pericú narró que había recibido llamadas telefónicas en las que le dijeron que "ya le pare, que no lo haga".

En su columna "Es mi opinión", del 11 de abril, donde escribió información sobre el grupo delictivo "Los Colores", recibió un comentario donde le advirtieron: "ahora no más faltan que empiecen a matar periodista chayoteros corruptos (sic)".

De acuerdo con Cuauhtémoc Morgan, director de Colectivo Pericú, en noviembre de 2016 una manta con un mensaje de amenaza fue colocada en las instalaciones del medio.

La organización exigió al Gobierno de Baja California Sur garantizar el ejercicio de la labor periodística en la entidad; emprender medidas de prevención y combate a la inseguridad, así como impulsar acciones de protección para la familia de Rodríguez y los trabajadores de Colectivo Pericú.

"Exige a la Procuraduría General de Justicia de Baja California Sur realizar las investigaciones correspondientes de manera seria, eficaz e imparcial", agregó Artículo 19.

También llamó a que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión atraiga la carpeta de investigación y sanciones a los responsables del asesinato. (SinEmbargo / Reforma)