miércoles, 7 de diciembre de 2016

13:33:00
MONTERREY, 7 de diciembre de 2016.- Mas de 800 empleados de diversas casas de juego protestaron esta mañana frente al Congreso local ante la probable aplicación de un impuesto a la industria de los casinos.

Uno de los manifestantes, Jacobo Arguelles manifestó que mas de 20 mil colaboradores de las diversas casas de juego en el estado, desaprueban la aplicación de un impuesto, pues ello provocaría despidos de cientos de trabajadores.

Los protestantes se plantaron con pancartas frente a Recinto Legislativo, y pedían que saliera el diputado de Movimiento Ciudadano, Samuel González, a quien le gritaba a coro una usual consigna en los partidos de fútbol: "Eeeeeeh pu...".

Trabajadores de casinos protestan en el exterior del Congreso de Nuevo León, en rechazo al impuesto del 10 por ciento al consumo. (Reforma)

"Estamos en contra de un diputado particularmente, Samuel. El vive en una mansión, nosotros vivimos en casas", dijo el empleado entrevistado.

Aseguraron no estar conformes ni con que el impuesto se aplique de forma gradual, ya que de la misma manera serían despedidos, gradualmente.

El diputado independiente Jorge Blanco, los citó mañana a las 11:00 horas, prometiéndoles escucharlos y hacer lo posible por apoyarlos. (Melva Frutos / Posta)