jueves, 29 de diciembre de 2016

18:41:00
HELSINKI, Finlandia, 29 de diciembre de 2016.- Un tribunal finlandés sentenció a un ex jefe policial antinarcóticos de Helsinki a 10 años de prisión por operar una red de tráfico de drogas mientras ocupaba el cargo, en un inusual caso de corrupción entre servidores públicos del país.

La Corte de Distrito de Helsinki indicó el jueves que Jari Aarnio fue hallado culpable de mala ética profesional de parte de un funcionario y manipulación de evidencia.

De acuerdo con la corte, Aarnio, que se declaró inocente, jugó un rol en la importación desde Holanda de cerca de 800 kilogramos (1.760 libras) de hachís, que fue distribuido en 2011-2012.

Un cómplice, un conocido delincuente local, también fue sentenciado a 10 años de prisión.
Luego de 30 años en la fuerza, Aarnio fue arrestado en 2013.

En septiembre fue condenado por fraude y corrupción por una participación accionaria en una compañía que vendió equipos de vigilancia a la policía finlandesa. (AP)