domingo, 9 de octubre de 2016

11:05:00
MÉRIDA, Yucatán, 9 de octubre.- Luto por el fallecimiento de "Miguelito, el Rey de los Pastelitos" / Tenía 78 años / Miguel Aarón Echeverría Ontiveros murió ayer de un infarto fulminante en su hamaca / “¡Que lloren niños, que lloren” / Durante décadas fue destacado seguidor de los Leones de Yucatán, siempre presente en los estadios de "las Fieras": Parque Carta Clara y Kukulcán Álamo / Alcanzó fama nacional e internacional debido a su producto de calidad y a su gran simpatía, además de ser conocido por su forma de anunciarse con gran ritmo: “Se oye el rumor de un pregonar que dice así, que Miguelito aquí está…” / De jamón y queso y de camote.

Escribe Luis Fuente (SIPSE): Aunque desde muy joven se dedicó a la venta de pastelitos, la fama de "Miguelito" comenzó hace aproximadamente 55 años, con un partido de los Leones de Yucatán en el parque Carta Clara en el que se fue la luz, y el narrador "Primo" Abraham le pidió que dijera el orden al bat para la gente del estadio, lo que hizo de manera impecable gracias a su potente voz, lo que provocó la ovación del público.



Desde entonces fue conocido como uno de los personajes más queridos por la afición beisbolera, sin embargo, desde hace 12 años que por cuestiones de salud ya no acudía al Parque Kukulcán.

En el transcurso de su infancia, Miguelito –quien nació en Mérida pero fue registrado en Hocabá- trabajó de como vendedor de periódicos y eso lo llevó a conocer a Pedro Infante, quien le regalaba dinero. 


Ya por su venta de pasteles conoció a Celia Cruz, en un concierto que dio la cubana en la Plaza de Toros Mérida, y viajó a Miami para participar en el programa de variedades "Sábado Gigante" con Don Francisco e incluso recibió las llaves de esa ciudad. 

Ya no se escuchará más su famosa frase ¡Que lloren niños, que lloren!, pues se extinguió la vida de este célebre personaje yucateco.