domingo, 9 de octubre de 2016

10:04:00
MÉRIDA, Yucatán, 9 de octubre.- El titular de la Secretaría de la Cultura y las Artes (Sedeculta), Roger Metri Duarte, entregó anoche en el majestuoso teatro “José Peón Contreras” un reconocimiento con motivo del vigésimo quinto aniversario de trayectoria artística del compositor Javier Lezama.

Al finalizar el protocolo, el cantautor celebró cinco lustros de trabajo con el concierto Las huellas de mi historia, acompañado por noveles cantantes como Octavio “Tavo” Lara, Andrea Vázquez y Gianni Rivera, además de músicos y bailarines en escena.

Roger Metri Duarte, titular de Sedeculta, entrega un reconocimiento al cantautor. 

El 30 de septiembre informó Notimex: El cantautor Javier Lezama plasmó las huellas de sus manos en la Plaza de las Estrellas, en reconocimiento a sus 25 años de trayectoria y apadrinó al cantante de género vernáculo, Alan Rey, conocido como “El Palomo”.

El miembro de la Sociedad de Autores y Compositores (SACM) destacó que en el compromiso con la petición de Armando Manzanero de apoyar las producciones rancheras, apadrinó a Alan Rey, hijo de la también cantante vernácula Paty Santos.

El compositor creador de 300 temas, 90 de los cuales han sido interpretados por diversos exponentes, subrayó que en 25 años de carrera no había visto una baja importante en producciones discográficas de corte ranchero: “Estoy comprometido con impulsar este género desde la SACM”.

Subrayó que entre sus intérpretes están Pepe Aguilar, Carlos Cuevas, José Julián y cantantes yucatecos: “Tengo muchos paisanos que llevan en su voz mis canciones, porque como yucateco, llevamos el compromiso de impulsar la música tradicional y el folclor de nuestra nación”.

Recalcó que su proceso creativo varía: “Una frase detona mi inspiración, en otras me llega el ritmo a la mente y desarrollo la música para luego poner letra, pero en la mayoría de las veces, ambas, letra y música salen juntas, pero todo depende del estado de ánimo”.

Finalizó que compone solo inspirado en detalles de la vida, gusta estar en contacto con la naturaleza para imaginar frases, como la letra de “Que no muera el bolero”, que ha tomado como bandera el intérprete Carlos Cuevas.