martes, 23 de agosto de 2016

21:22:00
CANTAMAYEC, Yucatán, 23 de agosto.- La edificación de cuatro mil 445 cuartos y las más de seis mil acciones para dotar de pisos a hogares de zonas rurales, son estrategias imprescindibles en el desarrollo de comunidades mayas, indicaron autoridades municipales de Cantamayec al director del Instituto de Vivienda del Estado de Yucatán (IVEY), César Escobedo May, durante un encuentro con beneficiarios de dichos esquemas.


En la reunión, en la que estuvo presente el alcalde, Orlando Ek Sansores, el funcionario estatal recalcó la suma de esfuerzos para impulsar estrategias que permitan mejorar la calidad de vida de quienes más lo requieren y en ese sentido, subrayó la coordinación existente con los ayuntamientos, piezas claves en la cristalización de este tipo de obras.

"Estamos ante un esfuerzo histórico, nunca antes en Yucatán se habían realizado de manera simultánea en los 106 municipios, obras de esta índole, por eso estamos recorriendo cada una de las comunidades para supervisar que avancen a buen ritmo", comentó a los pobladores.

En esta oportunidad, acompañado por los beneficiarios, Escobedo May se trasladó a la vivienda de los esposos Marbella Can Domínguez y Rolando Maas Chan, a quienes se les edifica una recámara adicional que sustituirá a la habitación de láminas de cartón y bajareque donde duermen actualmente, junto con cuatro parientes más.

"Nunca íbamos a tener para construir, mi esposo ya no trabaja en el campo porque se lastimó su brazo, vivimos de lo que da mi hija que en Mérida se dedica a limpiar casas, estamos muy contentos de tener este cuarto", señaló la señora Marbella.

Antes de retirarse de Cantamayec, el director general del IVEY, visitó el domicilio de María Chan Yam y Francisco Domínguez Ucán, beneficiarios del programa de pisos y quienes coincidieron en la importancia de brindar este apoyo a las familias yucatecas.

"Soy albañil y sé que ahora ya todo el material está caro, con trabajo vamos construyendo la casita, la vivimos desde hace siete años y no le habíamos puesto piso porque no hay dinero. Ahora ya podremos estar más seguros aquí", dijo don Francisco al titular del instituto. (Boletín)