martes, 23 de agosto de 2016

13:01:00
Pedro Echeverría V.

1. Amenaza el presidente Peña: ‘‘No habrá más diálogo si antes no garantizamos que las niñas y los niños puedan tomar y recibir educación en las aulas, donde hoy están cerradas. Primero la educación y luego el diálogo; estos espacios de diálogo no pueden estar supeditados, sujetos o manipulados a partir de privar a las niñas y a los niños de la educación a la que tienen derecho y que consagra y garantiza nuestra Constitución’’. Le faltó palabras a sus amenazas: “Si no se supeditan a los diálogos de Gobernación habrá indudablemente descuentos, ceses, represión y cárcel… así que escojan”.

2. El salvaje trato represivo de parte del gobierno contra los maestros héroes luchadores sociales de la CNTE, me recuerda la película de Gandhi cuando el pueblo pacifista marchaba absolutamente desarmado contra los soldados del asesino imperio Inglés y cada columna de trabajadores al avanzar se entregaba a la muerte. Desafortunadamente ni el maldito imperio inglés fue destruido y la India –después de lograr su independencia- continuó siendo un país capitalista a servicio de la gran burguesía. Pero así es la historia y los maestros hemos aprendido que la puta burguesía no va a cebar su ira en nosotros.

3. Hasta los años 70 en la Ley Federal del Trabajo, en memoria de Trueba Urbina y Trueba Barrera, se defendía el derecho de huelga y se reconocía el derecho de los trabajadores a entrar en pláticas de reconciliación para resolver sus demandas. En ningún apartado se decía que el patrón puede romper el paro y luego iniciar pláticas para ponerse de acuerdo. ¿Cuántas cínicas lágrimas de cocodrilo se derraman por “los niños que pierden clases” cuando esos mismos empresarios y gobierno mantienen al 80 por ciento de los niños y sus padres en el más brutal desempleo, en la miseria y la desesperación?

4. Lunes descuento a maestros paristas, jueves cese del trabajo y después (si no antes) represión. ¡Qué gobierno tan a toda madre tenemos en México! Un gobierno jurado enemigo de los trabajadores, pero atento servidor del capital. Un gobierno de tres partidos fascista (PRI, PAN, PRD) y de los ultra oportunistas aliados a ellos. ¿Escuchó a un tal Herrera, coordinador de senadores del PAN, exigiendo represión contra los maestros? ¿Escuchó al tal Zambrano del PRD pidiendo a los maestros someterse? Lo malo es que a muchos maestros les falla la memoria y carecen de convicciones firmes. En partidos el único que hasta hoy ha apoyado es López Obrador.

5. Lo maravilloso, lo laudable, es que los compañeros dirigentes de la Coordinadora (la CNTE) mantengan convicciones firmes de lucha. “Nos tiene miedo la clase dominante porque sabe que como trabajadores no les tenemos miedo”. Ellos no andan por las ramas buscando pretextos para no batallar y guardándose para que no los vean. Ellos son los auténticos proletarios que “sólo pueden perder sus cadenas y ganar un mundo para que todos los pueblos vivan en busca de la igualdad”. Quisiera nombrar para las masas a los 20 más chingonsísimos por su sacrificio en la lucha social de la CNTE pero no, un día cercano les haremos su reconocimiento con unas chelas.

6. A los soldados y policías si les ordena el gobierno y sus jefes matar, matan; si les ordenan golpear y torturar, golpean y torturan; pero nada pueden hacer por cuenta propia aunque ya los hayan entrenado en las escuelas de los salvajes yanquis. Yo tengo confianza de que por sus orígenes indígenas y campesinos, no son tan criminales o idiotas como sus jefes, aunque hay sus excepciones. ¿Creen acaso que los asesinatos y desapariciones de Tlatlaya, Ayotzinapa, Nochixtlan, Tanhuato, etcétera, son obra de los milicos sin orden de sus jefes? Nada de eso. A los militares y policías los amenazan como bestias para que cumplan y si no lo hacen los encarcelan y cesan.

7. Por ello el “presidentito” Peña, Osorio y Nuño, siguen amenazando para someter a los maestros de la CNTE y los medios de información: Televisa, TV Azteca, Milenio y Tele Fórmula no dejan de calumniar a los maestros tergiversando noticias y haciendo entrevistas que falsifican los hechos. Pero los maestros de la CNTE -vanguardia ya histórica de las luchas sociales- antes que someterse prefieren defenderse de agresiones para enseñarnos a los mexicanos a vivir con dignidad y sin miedo. Hay que estar preparado para defenderse contra la represión, pero nunca hay que tener miedo a esta puta burguesía que quiere dominar todo. (23/VIII/16)