lunes, 25 de julio de 2016

16:38:00
FILADELFIA, Pensilvania, 25 de julio.- El exaspirante presidencial demócrata, Bernie Sanders, llamó este lunes a derrotar a Donald Trump votando por su compañera de partido, Hillary Clinton, lo que provocó que el público lo abucheara.

“Hermanos y hermanas, éste es el mundo real en el que vivimos. Trump es un bravucón y un demagogo”, dijo Sanders en un discurso en el marco de la Convención Nacional Demócrata.

Mientras Sanders hablaba, la multitud le gritaba: “Te queremos, Bernie”.

El político compitió con Clinton en las primarias del partido.

El senador por el estado de Vermont Bernie Sanders hace una prueba de sonido sobre el escenario del Wells Fargo Center antes de la apertura de la Convención Demócrata en Filadelfia, Estados Unidos, el lunes 25 de julio de 2016. (SHAWN THEW / EFE)

Sanders también se refirió a la renuncia de la presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, a raíz de un escándalo de correos electrónicos filtrados que implicó a sus ayudantes.

"Su renuncia abre la posibilidad de un nuevo liderazgo en el Partido Demócrata”, dijo Sanders.

"Eso va a abrir las puertas del Partido Demócrata para aquellas personas que quieren un cambio real", agregó.

El escándalo de correos electrónicos hackeados reveló aparentemente que algunos ayudantes favorecieron a Hillary Clinton sobre Bernie Sanders en la primaria presidencial del partido.

Los demócratas iniciaron hoy su Convención Nacional para elegir a Hillary Clinton como su candidata a la Casa Blanca, en medio de la polémica por unos correos que han revelado estrategias del partido para debilitar la campaña de Bernie Sanders en favor de la exsecretaria de Estado.

La convención, que se prolongará hasta el jueves en el pabellón deportivo Wells Fargo de Filadelfia, convertirá oficialmente este martes a Clinton en la primera mujer que aspira a la Presidencia del país por uno de los dos grandes partidos del país.

Clinton aceptará formalmente la candidatura para medirse al republicano Donald Trump en las elecciones de noviembre con un discurso que cerrará la convención el jueves por la noche y que será presentado por su hija, Chelsea.

La convención ha comenzado en medio del escándalo por la filtración por parte del portal WikiLeaks de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC, en inglés), que ha provocado la renuncia de su presidenta, Debbie Wasserman Schultz.

Wasserman Schultz dejará su cargo cuando concluya la convención después de que Sanders, quien fue rival de Clinton en el proceso de primarias demócratas, exigiera su renuncia por la filtración de WikiLeaks, que desveló estrategias del partido para debilitar la candidatura del senador en favor de la ex primera dama.

Hoy, durante un desayuno con delegados de su estado (Florida), Wasserman Schultz fue abucheada por algunos de los presentes y poco después anunció su decisión de renunciar también a la tarea de inaugurar la convención, un rol que normalmente asume el líder de turno del DNC.

El lugar de Wasserman Schultz en la apertura de la convención lo ocupó la secretaria del DNC, Stephanie Rawlings-Blake (alcaldesa de Baltimore), quien se encargó de dar el martillazo de inauguración a las 16.19 hora local (20.19 GMT), después de la actuación de un coro compuesto por afroamericanos.

En la primera anécdota de la convención, la alcaldesa casi se olvida de dar el famoso golpe con el que se da por inaugurada el cónclave.

Mientras, el senador Sanders pidió hoy a sus seguidores que voten por Clinton con el fin de vencer en las elecciones de noviembre al candidato presidencial republicano, Donald Trump, al que llamó "bravucón" y "demagogo".

Sanders será uno de los oradores principales de la primera noche de la convención junto con la primera dama de EU, Michelle Obama, y la senadora progresista Elizabeth Warren.

Hoy intervendrán también en el cónclave varios líderes sindicales, así como Astrid Silva, una conocida activista indocumentada en favor de los derechos de los inmigrantes.

El martes será el turno del expresidente Bill Clinton y el miércoles el protagonismo recaerá en el actual mandatario de EU, Barack Obama. (El Financiero / Nuevo Herald / EFE)