sábado, 18 de julio de 2015

23:02:00
Envío especial para Libertad de Expresión Yucatán*

Ayer por la noche tuve una de las experiencias más desagradables y frustrantes de mi vida. Con un grupo de amigos asistí a Tequila MID con el propósito de divertirnos y pasar una buena noche, sin embargo, a mitad de la misma, personal de seguridad se acercó a mí para informarme que a dos de mis amigos hombres los tuvieron que sacar del establecimiento ya que se estaban comportando de “manera inapropiada”, ellos simplemente estaban bailando juntos y ocasionalmente se daban un beso COMO LA MAYORÍA DE LAS PERSONAS en el antro. Sin embargo, ante la IGNORANCIA y DISCRIMINACIÓN de esta empresa, eso fue inaceptable.


Cuando pedí una explicación simplemente repetían argumentos estúpidos como “LES ADVERTIMOS Y NO HICIERON CASO”, que “HAY LUGARES PARA ESE TIPO DE PERSONAS” y que “SU COMPORTAMIENTO ERA INAPROPIADO”. Les pregunté por qué no hacían lo mismo con cada una de las parejas heterosexuales que se estaban besando y el silencio fue su mejor respuesta. 

La actitud déspota e irrespetuosa del personal de seguridad hacia mis amigos al momento de retirarnos fue simplemente denigrante. 

Una empresa que presume de un estatus y nivel inexistente, que discrimina a sus clientes basados en ESTEREOTIPOS y PREJUICIOS que sólo demuestran su tan poca moral y respeto hacia los demás. 

No nos hagamos de oídos sordos, acciones como estas ocurren porque nosotros estamos acostumbrados a darlas por hecho, porque “es lo normal” o porque no queremos “causar alboroto”, es hasta que nos ocurre a nosotros que nos damos cuenta de la gravedad del problema. 

* Los afectados han solicitado que su identidad no se difunda debido a las actitudes homofóbicas que prevalecen en un sector significativo de la sociedad meridana.