sábado, 12 de julio de 2014

16:28:00
MÉRIDA, Yucatán, 12 de julio.- Numerosas irregularidades se reportaron el día de hoy durante el examen del Concurso de Oposición para el Ingreso a la Educación Básica 2014-2015, realizado en las instalaciones de la Escuela Preparatoria No. 1 de la UADY.

Decenas de aspirantes presentaron hoy la prueba para telesecundaria en la Prepa 1 (foto: cortesía)

Guillermo Sánchez Herrera, funcionario de la Segey, negó el acceso al recinto al reportero de Libertad de Expresión Yucatán, tras lo cual se procedió a entrevistar a los docentes que se quedaron afuera, por diversos motivos, quienes denunciaron que las pruebas estaban mal fundamentadas y se actuó de mala fe para excluir a numerosos aspirantes.

Éstos indicaron que decenas de maestros no pudieron entrar a presentar el examen debido a que la reja se cerró a las 10 en punto y que muchos se retrasaron por el hecho de que no se utilizó la entrada principal de la Prepa 1, como se había hecho en años anteriores, ni se dejó ningún letrero indicando que el acceso sería por una reja anexa.

Por la desesperación, una maestra intentó trepar barda pero fue bajada por el personal de seguridad.

A pesar de ello, indicaron, los exámenes no comenzaron sino hasta las 10:30 debido a que no coincidían varios folios con los datos de los profesores.

Como se puede apreciar, no se colocó ningún aviso que indicara el cambio de entrada (fotos: JMRM)

Los responsables por el examen tampoco tomaron en cuenta las dificultades para encontrar un lugar de estacionamiento por parte de los aspirantes, ni el hecho de que muchos de ellos viajaron desde muy lejos para presentar.

Los entrevistados señalaron que de las cuatro series de exámenes que se presentaron, una de éstas (asignada a 85 personas) tuvo que ser anulada debido a que se enfocaba en temas de Química que no competen a la prueba y que los organizadores quedaron en avisarle a los aspirantes que recibieron dicho examen cuándo presentarían.

Consideraron que este hecho deja a los maestros en condiciones desiguales, por lo cual coincidieron en que lo mejor sería anular la prueba, tal como se hizo con la de Carrera Magisterial en semanas pasadas.

También criticaron que las autoridades educativas no estuvieran en disposición de dialogar, ya que respondieron a sus inconformidades diciendo que estaban perdiendo su tiempo.

El acceso para la prueba fue en un anexo, ubicado a varios metros de la reja principal.

Adicionalmente, expresaron su desconfianza por el hecho de que la serie del examen viniera ya asignada a cada aspirante, ya que al parecer los amigos y familiares de funcionarios recibieron una prueba más fácil que la que presentaron los demás.

Los resultados, agregaron, hubieran salido el 27 de julio pero se espera esta fecha sea reprogramada.

Finalmente, los inconformes opinaron que los maestros que se quedaron fuera durante la mañana merecen la oportunidad de presentar, ya que no se dieron ni 5 minutos de tolerancia, como es la norma.

Los exámenes se presentaron en dos grupos: el primero entró a las 10 de la mañana y el segundo a las 3 de la tarde. (JMRM)