jueves, 6 de diciembre de 2018

12:52:00
Los legisladores ante la posibilidad de trascender a la historia si nombran a la primera mujer presidenta de la CODHEY.

MÉRIDA, Yucatán, 5 de diciembre.- Este lunes 10 de diciembre se recuerda la Declaración Universal de los Derechos Humanos formulada por la Organización de las Naciones Unidas en 1948, tres días después de finalizado el holocausto de la Segunda Guerra Mundial. Dicha declaración proclama que todos los seres humanos "nacen libres e iguales en dignidad y en derechos", donde todos cuentan con derecho a un nivel de vida "adecuado para la salud y el bienestar" a "la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios", siendo una obligación de los Estados promover y proteger estos derechos, así como las libertades fundamentales.

Milagros Herrero y Adriana Trejo durante sus comparecencias ante el Congreso.

Esto sale a colación, debido a que el Congreso citó este lunes, muy probablemente para hacer la votación y nombramiento de quien será presidenta o presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán.

Dentro de los 7 candidatos a ocupar dicha posición se encuentran dos mujeres, Milagros Herrero Buchanan y Adriana Trejo Martínez.

En su comparecencia el pasado 4 de diciembre, Herrero Buchanan, con amplia trayectoria en la defensa de la igualdad política para las mujeres, señaló que lo que está en juego es el papel de los derechos humanos en la agenda pública, hacia un camino de la justicia social, al igual que ofreció ejercer una visión global en relación a temas locales, ya que pertenece a la ONU Mujeres en México, según indicó el Congreso del Estado en un comunicado de prensa.

Respondiendo a las preguntas, mencionó que se abocaría al interés de la ciudadanía, a rendir cuentas dialogando con los sectores sociales y crear un observatorio ciudadano.

Por su parte, Trejo expuso la necesidad de un edificio nuevo para la Codhey, pues considera el actual ya es inoperante,  así como una optimización de recursos para su funcionamiento, crear una instancia infantil, un centro de investigación y una unidad de psicología que atienda a las personas, en particular las víctimas.

Ante las preguntas de los diputados la aspirante, quien forma parte de la Codhey desde hace varios años y ha sido criticada en su papel como visitadora por presuntamente no defender a las víctimas y tomar el lado de la autoridad, por lo cual muchos consideran representaría más de lo mismo, indicó que se necesita una comisión incluyente para todas y todos, con respeto a la diversidad sexual, así como crear mesas de trabajo para incrementar la difusión de los derechos humanos en el estado.

Recordemos que la historia política y jurídica de Yucatán cuenta con mujeres brillantes, luchadoras sociales y capaces, que con trabajo y esmero lograron sus metas laborales y personales. Quien no recuerda a la primera abogada yucateca Antonia Georgina Alemania Jiménez Trava, a quien se le conocía con cariño como “toto” (las mujeres que abren brechas políticas en torno a la paridad siempre se les ponen tropiezos o escusas para no dejarlas llegar), ella fue la primera mujer en ocupar cargos de alto rango; en reconocimiento a su legado tras sus acciones para resaltar y honrar la labor de todas las mujeres y el respeto a sus derechos humanos, fue inmortalizada en el Congreso del Estado, donde su nombre quedó inscrito en una de las salas principales de la sede del Legislativo.

Este lunes 10 de diciembre, las diputadas y diputados locales tienen la oportunidad histórica de ser recordados por lograr una paridad de género en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán y así honrar no sólo a las mujeres por su capacidad sino también al documento firmado en 1948 que constituye uno de los hitos en la marcha de la humanidad hacia mayores grados de civilización. (Con información de Nidia Pech)

0 comentarios: