jueves, 6 de diciembre de 2018

13:04:00
MÉXICO, 6 de diciembre.- A pesar de que es perfectamente legal en buena parte del mundo desarrollado, un grupo conservador denominado Early Institute se ha pronunciado contra la iniciativa sobre reproducción asistida presentada por Olga Sánchez Cordero.


A continuación se reproduce su comunicado:

Early Institute, think tank mexicano dedicado al análisis y diseño de propuestas para proteger a la niñez, hace un llamado a Olga Sánchez Cordero para que la iniciativa en materia de reproducción humana asistida que presentó cuando aún era Senadora, sea retirada, en virtud de que considera a los niños como objetos de comercio y de satisfacción, con lo que se propicia un campo fértil para la trata de personas, la venta de niños y el crimen organizado.

La iniciativa que presentó Sánchez Cordero, actual Secretaria de Gobernación, al Senado el pasado 15 de noviembre sobre el proyecto de decreto para que se reformen y adicionen diversas disposiciones de la Ley General de Salud en materia de reproducción asistida, “omite valorar que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU a través de su Relatora especial, considera que este tipo de prácticas legítima la venta de niños y los cosifica como productos comerciales” indicó Adalia Contreras, colaboradora de Early Institute.

“Nos preocupa mucho que el proyecto en discusión no tenga un enfoque centrado en la niñez, y sirva para dar luz verde en todo el país a la llamada gestación subrogada, a pesar de que la Convención de los Derechos del Niño, el  Protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía, e informes especiales internacionales, hacen énfasis en la necesidad de procurar el derecho a la identidad, la no cosificación y evitar se legítime la venta o trata de niñas y niños a través de estas prácticas”, manifestó Marcelo Bartolini, Director del área Asuntos Públicos de Early.

Es por ello, que Early Institute hace un llamado a Olga Sánchez Cordero y al actual gobierno, a proteger el interés superior de los niños frente a las múltiples complicaciones y riesgos a los que se ven expuestos. “La maternidad subrogada o explotación reproductiva, violenta el interés superior del menor y vulnera sus derechos humanos más elementales, como lo son el derecho a la nacionalidad, a la identidad, a conocer su origen genético y/o biológico, así como a permanecer con su familia de origen, entre otros” agregó Bartolini.

Adalia Contreras señaló que “las autoridades mexicanas no deberían validar la comercialización de niños, la experiencia internacional demuestra que una regulación a favor de la maternidad subrogada genera el enriquecimiento de los intermediarios y el crecimiento de la industria, no la protección del bienestar y de los derechos humanos de la infancia”.

Al mismo tiempo, hacen un llamado al resto de las ponencias de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para que se abstengan de votar a favor de la explotación de mujeres en forma de gestación subrogada en la acción de inconstitucionalidad 16/2016 y los amparos en revisión 780/2017, 602/2018 y 820/2018 y valoren como elemento fundamental el marco normativo internacional que otorga una protección reforzada para evitar la venta de niñas y niños.

“Para Early Institute es importante que el bienestar de los niños sea una prioridad en cualquier discusión que se de sobre este tema. Por eso hacemos un llamado al nuevo gobierno a prohibir esta práctica en México, para garantizar la plena efectividad y respecto a los derechos fundamentales de la infancia”, concluyó Adalia Contreras.

0 comentarios: